• Oficina de la campaña de Vladimir Putin, candidato a la reelección como presidente ruso, en Kazan, enero de 2018.
Publicada: lunes, 12 de febrero de 2018 23:53
Actualizada: martes, 13 de febrero de 2018 19:27

El vice primer ministro de Rusia, Arkadi Dvorkóvich, ha asegurado este lunes que Moscú hará todo lo posible para evitar cualquier injerencia extranjera en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo mes de marzo en su país, en alusión indirecta a Estados Unidos.

“Todos los servicios responsables de la celebración de las elecciones naturalmente harán todo lo que dependa de ellos para evitar una posible injerencia, ya sea a través de sistemas informáticos o mediante la financiación ilegal de determinadas organizaciones y grupos para que cometan acciones ilegales”, ha afirmado el vicejefe del Gobierno ruso.

En declaraciones ante los estudiantes de la Academia Diplomática del Ministerio ruso de Exteriores, Dvorkóvich ha dicho que no ve necesario “luchar de ningún modo especial” contra la intervención en dichos comicios, no obstante, matiza, Rusia cuenta con todos los “instrumentos necesarios” para contrarrestar una eventual interferencia en sus elecciones y “defender sus instituciones, sus derechos”.

El alto funcionario ruso, haciendo alusión a ciertas acusaciones que vienen haciéndose sobre todo desde las últimas elecciones presidenciales de EE.UU., ha considerado que “no hay ningún motivo para afirmar que Rusia haya intervenido en las elecciones de algún país”.

Todos los servicios responsables de la celebración de las elecciones naturalmente harán todo lo que dependa de ellos para evitar una posible injerencia, ya sea a través de sistemas informáticos o mediante la financiación ilegal de determinadas organizaciones y grupos para que cometan acciones ilegales”, ha afirmado el vice primer ministro de Rusia, Arkadi Dvorkóvich.


El viceministro opina que si las autoridades de otros países, como EE.UU., consideran que alguien pudo influir en su voto, es simplemente “una desconfianza total en su propio pueblo, en su propia gente”. “Nosotros sí tenemos confianza, nuestra gente vota por sí misma por los que quiere apoyar y lo hace libremente”, ha agregado.

Rusia lleva denunciando desde hace tiempo las “infundadas” acusaciones de injerencia en procesos electorales de varios países. El propio canciller ruso, Serguéi Lavrov, refiriéndose a la presunta interferencia de Moscú en las elecciones de Estados Unidos, Francia y Alemania, ha enfatizado anteriormente que no existe ningún hecho que lo pruebe.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su entorno cercano, se enfrenta a una serie de investigaciones internas que intentan demostrar que Moscú tuvo algo que ver en su sorpresiva victoria en noviembre de 2016. En tanto, el mandatario ruso, Vladimir Putin, cree que los opositores del magnate republicano inventaron la ‘intervención rusa’ para deslegitimarle.

snr/ncl/snz/hnb

Comentarios