• Sistemas antiaéreos rusos S-400.
Publicada: viernes, 29 de abril de 2016 9:53

Ante la posible adhesión de Suecia a la Alianza Atlántica, Rusia ha amenazado a este bloque militar con desplegar nuevos misiles en el norte del país.

Según ha afirmado este viernes el vicepresidente del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado ruso), Evguéni Serébrennikov, los misiles rusos de nueva generación serán “vulnerables” a las armas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), desplegadas en la región.

“Por el momento, estamos terminando de desarrollar una nueva y moderna generación de misiles, de la que hasta ahora no se había informado y no serán vulnerables a las armas de la OTAN, en particular a los sistemas antimisiles”, ha declarado Serébrennikov a la agencia local RIA Novosti.

Por el momento, estamos terminando de desarrollar una nueva y moderna generación de misiles, de la que hasta ahora no se había informado y no serán vulnerables a las armas de la OTAN, en particular a los sistemas antimisiles”, ha declarado el vicepresidente del Comité para la Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado ruso), Evguéni Serébrennikov.

El titular ruso ha enfatizado que una vez ingresada Suecia en la OTAN, Moscú elevará sus capacidades militares en las fronteras norteñas y occidentales, incluso, prosigue, reforzará la Flota del Norte y aumentará el número de sus fuerzas en las citas zonas.

Serébrennikov ha recalcado que tanto Suecia como la Alianza Atlántica deben llegar a una conclusión sobre si este país europeo debe convertirse o no en un aliado de la OATN.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, en una entrevista concedida el jueves al diario sueco Dagens Nyheter, advirtió de que el país tomará “las medidas técnicas y militares necesarias”, en caso de que la OTAN siga acercándose a sus fronteras.

Unos soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desplegados en Polonia.

 

En medio de las tensiones Rusia-EE.UU., agravada tras la crisis ucraniana y la adhesión de la Península de Crimea a Rusia en marzo de 2014, la Casa Blanca envío el pasado lunes dos F-22 a Rumanía, medida rechazada por el Kremlin.

El bloque militar, liderado por Estados Unidos, acusa a Moscú de apoyar a las milicias del este de Ucrania. El Gobierno ruso, no obstante, rechaza tales acusaciones y asegura que la OTAN está utilizando la situación para acercarse a sus fronteras.

ask/ctl/nal

Comentarios