• El vicecanciller ruso, Gennady Gatilov.
Publicada: martes, 29 de diciembre de 2015 18:16

El vicecanciller ruso, Gennady Gatilov, asegura que Rusia nunca ha discutido con EE.UU. sobre la inclusión de Hezbolá y HAMAS en la lista de organizaciones terroristas.

“Ni siquiera estamos hablando de Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano) y HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica Palestina) con los estadounidenses”, ha anunciado este martes Gatilov a la agencia rusa de noticias Interfax, al hablar sobre la forma de definir estas dos organizaciones.

Ni siquiera estamos hablando de Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano) y HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica Palestina) con los estadounidenses”, asegura el vicecanciller ruso, Gennady Gatilov.

Sus declaraciones se producen pese a que oficiales rusos han dejado en claro, en reiteradas ocasiones, que estos dos movimientos no son considerados terroristas por Moscú, aunque Washington opine lo contrario.

El diplomático ruso ha informado, asimismo, que el Kremlin y la Casa Blanca coinciden “definitivamente” en el carácter terrorista del EIIL (Daesh, en árabe), Al-Qaeda y el Frente Al-Nusra —este último es afiliado a Al-Qaeda.

La bandera de Hezbolá en manos de uno de sus combatientes desplegados en la frontera sirio-libanesa para luchar contra los grupos terroristas.

 

Además, Gatilov ha expresado su esperanza de que se pueda elaborar una sola lista de organizaciones terroristas antes del 25 de enero, cuando el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, planea iniciar los diálogos entre el Gobierno sirio y la oposición.

Así, el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia ha hecho hincapié en la importancia de esta obligación, recordando que tal tarea nunca se ha hecho hasta ahora, por lo tanto, ha enfatizado que el trabajo en esta materia debe ser continuado.

Mientras tanto, Hezbolá, junto al Ejército sirio, sigue propinando certeros golpes a las filas terroristas en Siria y arrebata territorios a los takfiríes, sobre todo en las regiones fronterizas con El Líbano.

Rusia y Estados Unidos conversan en el marco de los esfuerzos para poner fin a la crisis de Siria, que desde hace casi 5 años ha acabado con la vida de más de 250.000 personas, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, capital británica.

zss/anz/rba

Comentarios