• Poder de Irán destruye deseos políticos de EEUU en Asia Occidental
Publicada: martes, 29 de septiembre de 2020 8:57
Actualizada: martes, 29 de septiembre de 2020 18:32

Un notable comandante iraní señala que la República Islámica hizo retroceder el poderío de Estados Unidos y neutralizó sus planes hegemónicos en el mundo.

La Revolución Islámica de Irán resultó en la erosión del poder de EE.UU., pues si el país norteamericano no hubiera perdido su poder hegemónico, habría dominado todo el mundo”, ha resaltado el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami.

En un discurso ofrecido este martes ante el Parlamento iraní, Salami ha remarcado asimismo que los ocho años de Defensa Sagrada de Irán (1980-1988) en la guerra impuesta por Irak, que contaba con el apoyo de potencias occidentales, encabezadas por EE.UU., empoderó a la República Islámica.

“No hay duda de que todos los poderes mundiales, incluidos, EE.UU., el Reino Unido, Alemania, Francia, Austria, y la desaparecida Unión Socialista de Repúblicas Soviéticas (URSS) proporcionaron todo tipo de armamentos avanzados al régimen de Irak”, ha denunciado para luego indicar que, pese a todo esto, el pueblo iraní con resistencia y firmeza salió ganador y puso de manifiesto su grandeza ante ojos del mundo.

En esta misma línea, el alto mando castrense persa ha puesto de relieve el fracaso de los complots de Washington para aislar a Irán en el mundo y en la región, mientras recordaba que tales esfuerzos solo han hecho aislar al propio Gobierno estadounidense en Asia Occidental y en la esfera internacional.

 

Tras denunciar intentos de EE.UU. para tensar la región con la creación del grupo terrorista Daesh, Salami ha recalcado que Irán hizo fracasar tal complot “destruyendo los deseos políticos de Estados Unidos para Asia Occidental”.

En otra parte de sus declaraciones, el comandante en jefe del CGRI ha condenado la guerra económica lanzada por la Administración estadounidense contra la nación persa para luego asegurar que los iraníes nunca se arrodillarán ante los enemigos y con resistencia superarán los problemas.

Irán ha sido objeto de una serie de medidas punitivas de Washington desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, pero esta coyuntura se ha ido empeorando con una severa guerra económica, que incluye la imposición de duras sanciones, tras la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear, en mayo de 2018.

Las autoridades iraníes, así como distintos expertos, afirman que las medidas unilaterales y de presiones ilegales del Gobierno estadounidense contra la República Islámica han fracasado, pues no han logrado ninguno de los objetivos de Washington y solo han conducido a un mayor aislamiento del país norteamericano en el mundo.

mnz/rha/mkh