• Irán minimiza presiones de EEUU: Ojo con “aislamiento máximo”
Publicada: domingo, 20 de septiembre de 2020 12:28
Actualizada: domingo, 20 de septiembre de 2020 18:20

Presidente de Irán, Hasan Rohani, celebra el fracaso de la llamada “máxima presión” de EE.UU. contra Teherán y recalca el aislamiento de Washington en el mundo.

“La política de ‘máxima presión’ de EE.UU. contra Irán en los campos político y legal le ha conducido al aislamiento máximo. En el mundo de la diplomacia, todos han atestiguado que, en el último mes, EE.UU. fue derrotado en tres ocasiones en el Consejo de Seguridad”, ha avisado este domingo Rohani durante una reunión de su Gabinete en Teherán (capital persa).

La última de estas tres derrotas, según Rohani, se produjo cuando el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, afirmó el sábado que habían vuelto a entrar en vigor las sanciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra Irán, levantadas en virtud del acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

Efectivamente, la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, había prometido restablecer, este 20 de septiembre, todas las sanciones internacionales contra Irán —bajo el mecanismo de reactivación inmediata estipulado en el pacto nuclear rubricado en 2015—, a pesar del abrumador consenso en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para rechazar una solicitud de Washington al respecto.

Ya con anterioridad el CSNU había declinado, en dos ocasiones —el 14 y el 21 de agosto—, la propuesta de Washington para prorrogar el embargo de armas contra Irán, que, en virtud del acuerdo nuclear, debe expirar el próximo 18 de octubre. 

 

Rohani ha subrayado el fracaso de los planes de Washington tras su salida del acuerdo nuclear en mayo de 2018, que comenzaron cuando el Gobierno de Trump trató de crear denodadamente una coalición de la comunidad internacional, incluida Europa, contra Irán. “No obstante y gracias a Dios, EE.UU. falló en todas las fases y tuvo que hacer frente a la respuesta negativa de la comunidad internacional, incluso de sus aliados tradicionales”, ha destacado.

Además, ha alabado cómo se ha conducido el CSNU ante las violaciones de EE.UU., pues ello puso de manifiesto que no es “el punto fuerte” de Washington, como creía el país norteamericano.

El mandatario iraní ha asegurado, asimismo, que la República Islámica dará una “respuesta contundente” a EE.UU. si este da seguimiento a su política de intimidación y cumple con sus amenazas.

De igual modo, ha minimizado “las medidas ilógicas” de EE.UU. y su agenda de intimidación respecto a Irán, resaltando la resistencia del pueblo iraní y las directrices del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, así como los logros de la diplomacia del país persa en la arena internacional.

En otra parte de sus declaraciones, el presidente persa ha subrayado también que Irán volverá a comprometerse con sus obligaciones nucleares si así lo hace el resto de signatarios del PIAC, es decir, el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China.

De hecho, Irán ha dado cinco pasos en lo tocante a reducir sus compromisos nucleares —el último en enero de este año en curso— después de que los países europeos firmantes del acuerdo nuclear fallaran en cumplir su promesa de garantizar los intereses de Irán tras la salida unilateral de EE.UU. del pacto nuclear y la reimposición de las sanciones norteamericanas contra la nación iraní.

La República Islámica “nunca ha estado dispuesta a asumir el paso de un acuerdo unilateral a un acuerdo desequilibrado”, ha enfatizado.

tqi/anz/ftn/mkh