• Daños ocasionados al petrolero iraní Sabiti tras sufrir impactos de dos misiles cerca de Arabia Saudí, 13 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 16 de octubre de 2019 14:56
Actualizada: miércoles, 16 de octubre de 2019 16:28

Irán dice que hará arrepentirse a los atacantes de su petrolero en el mar Rojo y alerta que esa agresión busca inflamar las turbulencias en la región.

La madrugada del viernes el petrolero iraní Sabiti sufrió dos explosiones, debido al impacto de sendos misiles, cuando se encontraba a 60 millas (95 kilómetros) del puerto saudí de Yida en el mar Rojo. Las imágenes publicadas del buque confirmaron que la situación estaba bajo el control.

Este incidente ha sido un tema que han abordado el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, y el enviado especial de la Presidencia rusa para Siria, Alexander Lavrentiev. El representante persa ha señalado que los autores del ataque buscan generar una “nueva ola de actos provocativos” en la región, donde ya no hay capacidad para más crisis ni tensiones, ha alertado.

Tras señalar que la inseguridad en las vías marítimas internacionales es uno de “los factores peligrosos” que genera crisis en la región del oeste de Asia, Shamjani ha destacado la necesidad de que Irán dé una respuesta seria a los agresores hasta hacer que se arrepientan de haber atacado una propiedad iraní.

LEER MÁS: Zarif: Uno o varios gobiernos, detrás del ataque a petrolero iraní

LEER MÁS: Irán no dejará sin respuesta ataque a petrolero iraní en mar Rojo

“Daremos una respuesta dolorosa que hará arrepentir a los autores del ataque contra el petrolero iraní en el mar Rojo, que buscaban generar nueva ola de actos provocativos en la región”, ha afirmado Shamjani en la cita mantenida con Lavrentiev.

Daremos una respuesta dolorosa que hará arrepentir a los autores del ataque contra el petrolero iraní en el mar Rojo, que buscaban generar nueva ola de actos provocativos en la región”, ha afirmado el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani.

 

De acuerdo con varios analistas, el incidente podría ser obra de EE.UU., pues con anterioridad había amenazado abiertamente con impedir la exportación del petróleo iraní por todos los medios posibles, tal y como ocurrió con el caso del superpetrolero Adrian Darya 1 —antes bautizado Grace 1—, que fue retenido en julio en el estrecho de Gibraltar por el Gobierno británico a petición de Washington.

En alusión a los conflictos en desarrollo en Siria y Yemen, el secretario iraní del Consejo Supremo de Seguridad Nacional ha precisado que “cualquier agresión” o “imposición de guerras a países regionales” son prácticas que tienen sus raíces en “las políticas de EE.UU. y el régimen israelí que buscan sembrar la inseguridad en la zona”.

Estas agresiones e invasiones se desarrollan en “países que están años implicados en guerras y conflictos y donde su gente ya no tiene capacidad para soportar más”, ha lamentado Shamjani.

Con estas afirmaciones, Shamjani se refería a la agresión saudí a Yemen desde 2015, que está a punto de convertir el país más pobre del mundo árabe, en el más pobre del mundo entero, conforme con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En caso de Siria, el alto funcionario hacía alusión a la reciente agresión de Turquía contra las milicias kurdas en el norte de Siria, país que se encontraba cerca de recuperar la estabilidad que había perdido en 2011, como consecuencia de un conflicto interno, empeorado por el surgimiento de las bandas terroristas y extremistas como EIIL (Daesh, en árabe), apoyados desde el exterior.

Desde la Organización de Las Naciones Unidas (ONU) también se advierte a Turquía que podría ser “responsable” de los crímenes que cometen los terroristas apoyados por Ankara en el norte de Siria.

ask/ncl/myd/rba

Comentarios