• Un bebé yemení que sufre de malnutrición en un centro de atención médica en Saná, capital de Yemen, 5 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 10 de octubre de 2019 19:20

La continuación de la agresión saudí a Yemen hasta 2022 convertirá al país más pobre del mundo árabe en el más pobre del mundo entero, advierte la ONU.

La agresión de Arabia Saudí y sus aliados a Yemen ha aumentado, hasta la fecha, la tase de pobreza en el país de 47 % a 75 % y “si continúa la guerra hasta 2022, Yemen se convertirá en el país más pobre del mundo entero”, advierte el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en un nuevo informe publicado el miércoles en su página oficial.

Como avanza el informe del ente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dentro de tres años, el 79 % de la población seguirán bajo la línea de la pobreza, mientras el 65 % de la nación se encontrará en la pobreza extrema. Es peor, si se prolonga la guerra por otra década, la pobreza extrema afectará al 78 % de la población en 2030, mientras que el 95 % sufrirá de malnutrición.

La rápida propagación a lo largo de Yemen, conforme con la publicación, tiene sus raíces en los factores atribuidos a la guerra, incluido el colapso de la economía que ha sufrido hasta la fecha, “89 mil millones de dólares” desde el inicio de la agresión el 26 de marzo de 2015.

LEER MÁS: “Guerra saudí hace retroceder 21 años desarrollo humano en Yemen”

LEER MÁS: Yemen desvela multimillonaria pérdida económica por bloqueo saudí

Si no hubiera comenzado la guerra, Yemen podría haber marchado hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), previstos para 2030, sin embargo, más de cuatro años de guerra ha dejado tantas ruinas, que es casi imposible alcanzar los objetivos previstos, incluso si la guerra termina hoy mismo, se lamenta en el informe.

Si continúa la guerra hasta 2022, Yemen se convertirá en el país más pobre del mundo entero”, advierte el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

La publicación destaca, asimismo, que por momento más del 80 % de la nación yemení necesita asistencia humanitaria y protección.

Al respecto, Auke Lootsma, representante del PNUD en Yemen, denució que “no solo la guerra dejó en Yemen la mayor crisis humanitaria en el mundo, sino que sumergió al país en la horrorosa crisis de desarrollo. La crisis existente podría convertir a la población yemení en la más pobre del mundo; un título para lo cual el ya doliente país no tiene capacidad”.

Riad y sus aliados empezaron una guerra contra Yemen, con el propósito de restaurar en el poder al expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi —un estrecho aliado de Riad que apoya la intervención militar en su país— y derrocar al movimiento popular yemení Ansarolá, que forma parte del Gobierno de Salvación Nacional del país. Sin embargo, tras más de cuatro años de agresión, no han logrado cumplir con este objetivo, a pesar del apoyo incondicional de EE.UU. y sus aliados.

La incapacidad ante las fuerzas de Ansarolá también han obligado a los países occidentales a reconsiderar sus lazos con Riad, que se ha negado en los últimos años a aceptar cualquier mediación política para poner fin al conflicto.

LEER MÁS: Vídeo: Un yemení captura coche blindado saudí con un Kalashnikov

LEER MÁS: Romero: Yemen pasa de la fase defensiva a la ofensiva ante Riad

ask/lvs/ftn/rba

Comentarios