• Mohamad Yavad Zarif, canciller de Irán, habla en el Foro Mundial Islámico en Kuala Lumpur, capital de Malasia, 29 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 5 de septiembre de 2019 7:34
Actualizada: jueves, 5 de septiembre de 2019 9:05

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha afirmado que el Departamento de Tesoro de EE.UU. no es nada más que un “alcaide de cárcel”.

En un mensaje emitido hoy jueves en su cuenta en Twitter, el máximo diplomático iraní ha puesto en entredicho de manera implícita la falta de independencia de los firmantes europeos del acuerdo nuclear de 2015 respecto a las políticas de EE.UU. para salvar este pacto, tras la retirada de Washington.

“La única forma de mitigar el terrorismo económico de EE.UU. es decidir finalmente liberarse del yugo del verdugo”, ha señalado Zarif, al criticar la medida de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, de imponer nuevas sanciones a Irán.

La organización estadounidense puso el martes en su lista negra a tres agencias espaciales de Irán, después de que Teherán confirmara el fin de la fase de pruebas de lanzamiento del satélite persa Nahid-1. El miércoles, sancionó también a una red de transporte marítimo, bajo el argumento de que está supuestamente vinculada con la venta de crudo del país persa.

La única forma de mitigar el terrorismo económico de EE.UU. es decidir finalmente liberarse del yugo del verdugo”, ha tuiteado Mohamad Yavad Zarif, canciller de Irán.

 

“La OFAC no es nada más que un alcaide de cárcel. Si pides indulto te encarcelan en la celda de aislamiento. Si lo pides de nuevo podrías terminar en la horca”, ha escrito Zarif.

En una visita reciente a Noruega, el canciller iraní instó a Europa, como una de las economías más grandes del mundo actual, a no someterse a las instrucciones de la OFAC, que es una pequeña oficina con 500 empleados. Denunció también que la OFAC está decidiendo por el mundo a quién comprar y lamentó que los europeos pidieran permiso a esta entidad norteamericana para sus actividades.

La Administración norteamericana, presidida por Donald Trump, retiró el 8 de mayo de 2018 a su país del acuerdo nuclear y reactivó todas las sanciones antiraníes que se habían levantado en virtud del pacto e impuso otras más.

Ante la inacción de los europeos a la hora de cumplir con sus compromisos nucleares y reducir el efecto de las sanciones de EE.UU., Irán decidió, en un acto recíproco, dejar de cumplir algunos de sus compromisos. 

Mañana viernes termina el plazo de 60 días que el país persa dio a los europeos, y el Gobierno iraní ha recalcado que el 6 de septiembre dará el tercer paso para reducir sus compromisos y ampliará el desarrollo y la investigación sobre todo tipo de centrifugadoras nuevas y lo que fuera necesario para el enriquecimiento de uranio.

LEER MÁS: Irán anuncia nueva reducción a sus compromisos del acuerdo nuclear

En su primer paso, Irán suspendió la venta de uranio enriquecido y el excedente de agua pesada —como lo establecía el pacto— y, en el segundo, aumentó el enriquecimiento de uranio por encima de los niveles acordados en el acuerdo —3,67 %—.

msm/ncl/rba

Comentarios