• El presidente del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní (Mayles), Heshmatolá Falahat Pishe, habla con periodistas.
Publicada: sábado, 18 de mayo de 2019 23:53
Actualizada: domingo, 19 de mayo de 2019 3:14

La advertencia de viaje a Irán, emitida por la Cancillería del Reino Unido, evidencia la falta de ética del Gobierno británico, señala un diputado persa.

“La última declaración del Ministerio de Exteriores del Reino Unido, según la cual, Irán es un país inseguro para los extranjeros y los de doble nacionalidad, es un signo de la falta de honestidad del Gobierno de ese país” europeo, ha asegurado este sábado el presidente del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní (Mayles), Heshmatolá Falahat Pishe.

El viernes, la Cancillería del Reino Unido aconsejó a los ciudadanos de la doble nacionalidad británico-iraní que no viajen a Irán para evitar posibles “maltratos” o “detenciones”. Corren especial riesgo de ser detenidos los iraníes que tienen vínculos con instituciones británicas, especificó la Cartera.

Esta alerta se produjo días después de que un tribunal de Irán condenara a diez años de cárcel a una ciudadana iraní por espiar para el Reino Unido. Conforme al Poder Judicial iraní, la acusada fue estudiante en el Reino Unido, antes de ser reclutada por el Consejo Británico y recibir entrenamiento de los servicios de seguridad británicos.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias del Parlamento iraní Icana, Falahat Pishe ha enfatizado que la República Islámica ha anunciado en varias ocasiones que su política ante los extranjeros y las personas de doble nacionalidad se basa en la tolerancia islámica.

La última declaración del Ministerio Exteriores del Reino Unido, según la cual, Irán es un país inseguro para los extranjeros y los de doble nacionalidad, es un signo de la falta de honestidad del Gobierno de ese país” europeo, dice el presidente del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní (Mayles), Heshmatolá Falahat Pishe.

 

Además, Irán siempre se ha mostrado dispuesto a cooperar con otros países en cuanto a los asuntos vinculados a los viajeros, ha señalado Falahat Pishe, y recuerda que el Poder Judicial de Irán actúa de manera independiente y las cuestiones políticas no afectan sus decisiones.

De acuerdo con el diputado iraní, la medida de las autoridades británicas tiene como objetivo “crear un ambiente antiraní” y forma parte del enfoque que Londres ha mantenido en los últimos años, a pesar de haber adoptado “ciertas posturas amistosas” hacia Irán, incluida su “aparente” colaboración, en virtud del acuerdo nuclear de 2015 suscrito por el país persa y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

El mismo viernes, el embajador iraní en la capital británica, Hamid Baidineyad, ha ironizado la alerta de viaje británica sobre Irán, destacando que Teherán protegerá a cualquiera que viaje al país menos a los espías.

Las fuerzas de seguridad iraníes detuvieron en 2018 a miembros de un equipo cercano a los servicios de inteligencia británicos que mantenían vínculos con los grupos antirrevolucionarios que lideraron los violentos disturbios postelectorales de 2009 en la República Islámica.

fdd/ncl/bhr/mkh

Comentarios