• El buque de carga estadounidense Ray Cape.
Publicada: domingo, 1 de julio de 2018 8:25
Actualizada: domingo, 1 de julio de 2018 9:44

Un buque estadounidense cargado de sustancias químicas se encuentra en el Golfo Pérsico y busca trasladar su cargamento a Irak y Siria, avisa un oficial iraní.

“Este buque de carga, escoltado por un destructor estadounidense, ha ingresado recientemente a las aguas del Golfo Pérsico”, ha precisado este domingo el general de brigada Abolfazl Shekarchi, un alto portavoz de las Fuerzas Armadas de Irán.

La embarcación estadounidense Ray Cape, ha agregado, atracada actualmente en un puerto de uno de los Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico, busca trasladar el material químico a algunas zonas en Irak y Siria.

“A través de la verificación de los registros del buque de carga estadounidense Ray Cape se revela que había estado presente en las costas de Irak y Siria, donde los estadounidenses habían lanzado una agresión militar bajo el pretexto del uso de armas químicas por parte de esos países”, ha señalado.

Al suministrar sustancias tóxicas a los grupos extremistas en Siria, y luego apuntar el dedo acusador contra el Gobierno sirio de cometer ataques químicos busca justificar su presencia ilegítima en el país árabe, ha denunciado el general Shekarchi, advirtiendo sobre las peligrosas consecuencias de esta medida estadounidense.

“Ello demuestra que EE.UU. ha dirigido y organizado los ataques químicos llevados a cabo en el pasado tanto en Siria como en Irak”, ha dicho el oficial militar persa.

A través de la verificación de los registros del buque de carga estadounidense Ray Cape se revela que había estado presente en las costas de Irak y Siria, donde los estadounidenses habían lanzado una agresión militar bajo el pretexto del uso de armas químicas por parte de esos países”, ha señalado el general de brigada Abolfazl Shekarchi, un alto portavoz de las Fuerzas Armadas de Irán.

 

EE.UU. y sus aliados occidentales han atacado en varias ocasiones las instalaciones militares sirias, bajo la infundada acusación del uso de materiales químicos por el Gobierno sirio contra los civiles.

Siria ha rechazado categóricamente cualquier uso de municiones químicas y ha advertido de que este alegato es una estrategia del Occidente para frenar el avance de Damasco contra los terroristas e impedir su victoria definitiva.‎

ftm/ctl/mjs

Comentarios