• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, en una rueda de prensa en la Teherán, la capital.
Publicada: viernes, 27 de octubre de 2017 3:02

La Cancillería iraní califica de ‘inválido e ‘ilegítimo’ el nuevo informe de la relatora de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en el país persa.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, ha rechazado en duros término el informe presentado este jueves por la relatora especial de las Naciones Unidas Asma Yahanguir, y ha resaltado que el documento obedece a motivos políticos y carece de credibilidad.

“Creemos que el informe del relatora especial es la consecuencia de una resolución parcial e injusta que persigue fines políticos malintencionados de países específicos; por lo tanto, carece de legitimidad y de credibilidad”, ha comunicado el vocero de la Cancillería persa.

El diplomático ha enfatizado, además, que su país descarta los dobles raseros y “el uso político” de los derechos humanos por parte de un pequeño número de países, y cree que esa manera de actuar debilita la defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

Creemos que el informe del relatora especial es la consecuencia de una resolución parcial e injusta que persigue fines políticos malintencionados de países específicos; por lo tanto, carece de legitimidad y de credibilidad”, ha comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi.

 

“Esto avergonzará aun más a quienes se dicen defensores de los derechos humanos y a sus aliados, cuando tienen todos ellos un oscuro historial en esta materia”, ha agregado.

La República Islámica ha rechazado tales documentos en reiteradas ocasiones, afirmando que se basan en datos “no fiables”, redactados para satisfacer los intereses de determinados países y grupos antiiraníes.

Según el Gobierno de Irán, las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el estado de los derechos humanos en el territorio persa no buscan más que dañar la imagen del país.

Asma Yahanguir sustituyó en noviembre del año pasado al anterior relator, el maldivo Ahmad Shahid, y está siguiendo el mismo programa hostil de su antecesor, acusado una y otra vez por Teherán de elaborar sus informes basándose en datos falsos proporcionados por grupos hostiles como el terrorista Muyahidín Jalq (MKO).

myd/mla/alg/rba

Comentarios