• El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, participa en una rueda de prensa en Teherán, capital persa.
Publicada: sábado, 18 de febrero de 2017 18:53

Irán condena enérgicamente el actual proyecto de resolución presentado por Suecia sobre los derechos humanos en el país persa.

“La República Islámica de Irán rechaza categóricamente toda resolución elaborada por cualquier otro país sobre el estado de los derechos humanos en su territorio, pues consideramos que dichas resoluciones, en realidad, injustas y engañosas, no se corresponden con las realidades vigentes en el país”, ha subrayado este sábado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

Se trata de actos politizados, según el portavoz, instigados por EE.UU. e Israel para difundir la iranofobia en el mundo.

La República Islámica de Irán rechaza categóricamente toda resolución elaborada por cualquier otro país sobre el estado de los derechos humanos en su territorio, pues consideramos que dichas resoluciones, en realidad, injustas y engañosas, no se corresponden con las realidades vigentes en el país”, ha subrayado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

"Desafortunadamente, debido a la enrarecida atmósfera creada contra Irán desde hace siete años en un intento por promover la iranofobia, varios países occidentales liderados por EE.UU. y el régimen sionista cada año preparan un proyecto de resolución contra Irán en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), en Ginebra", ha precisado.  

 

Sobre la base de dichas resoluciones, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) prorroga cada año el mandato de su relator especial sobre la situación de los Derechos Humanos en Irán, aduce.

Ha lamentado, además, que muchos de estos países cierran los ojos a la matanza de gente inocente en Yemen, Irak y Siria y a los crímenes cometidos por los patrocinadores regionales de los grupos terroristas en el Oriente Medio.

Las autoridades persas han rechazado los informes “parciales, injustos e irreales” de los relatores especiales de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en su país.

Teherán cree que dichos documentos están redactados para satisfacer los intereses de ciertos países y grupos antiraníes y, por esta razón, acusa al Occidente de hacer un uso instrumental de los derechos humanos.

ftm/nii/rba

Comentarios