• Agentes de policía arrestan a más de 200 personas en Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima (capital de Perú), 21 de enero de 2023 (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 22 de enero de 2023 6:05
Actualizada: domingo, 22 de enero de 2023 7:11

La Policía de Perú ha irrumpido en la Universidad de San Marcos de Lima y arrestado a más de 200 manifestantes, mientras que Machu Picchu ha debido cerrar.

Dos días después de la gran marcha denominada “Toma de Lima” con dura represión policial, el sábado los uniformados leales al gobierno de Dina Boluarte entraron por la fuerza en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de esta capital, la más importante de Perú y más antigua de América, para desalojar una protesta y arrestaron a 205 personas.

Sin embargo, el coordinador del equipo de prevención del delito de la Fiscalía, Alfonso Barrenechea, justificó la operación policial por “un ingreso a la sede universitaria sin autorización de las autoridades” y “una presunta sustracción de una serie de bienes electrónicos”.

La irrupción policial en la casa de estudios ha recibido duras críticas, entre otros, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que expresó “preocupación” por la incursión policial, el desalojo y las detenciones masivas en la Universidad de San Marcos.

Cierran Machu Picchu

El mismo sábado, en medio de incesantes protestas populares, el gobierno de la presidenta transitoria bloqueó por tiempo indefinido la entrada a la ciudadela inca de Machu Picchu, uno de los principales sitios turísticos del país andino, así como el Camino del Inca que conduce al recinto histórico. 

Según informa la prensa local, la medida adoptada sin previo aviso dejó varados a cientos de turistas durante horas dentro de la ciudadela, hasta que fueron salvados por las autoridades.

¿Qué sucede en Perú?

Al menos 60 personas han perdido la vida en Perú durante las protestas desatadas desde el pasado 7 de diciembre, cuando Boluarte asumió el cargo después de la destitución y detención de Pedro Castillo, presidente democráticamente electo del país.

Mientras el pueblo viene exigiendo la renuncia de la mandataria que la considera “golpista”, el gobierno, en lugar de asentar una mesa de diálogo, siempre recurre a mano de hierro para reprimir a las voces disidentes.  

mrg/ctl/mrg