• Cohetes lanzados desde la Franja de Gaza contra las posiciones de Israel en los territorios ocupados palestinos, 24 de febrero de 2020. (Foto: AP)
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2020 8:29

HAMAS asegura que no pasará por alto la normalización de lazos de ciertos países con Israel y promete defender a Palestina “con pólvora y balas”.

El jefe de la dirección política del Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya, ha vuelto a condenar los planes anexionistas que impulsa el régimen de Israel, en cooperación con su aliado histórico EE.UU., en los territorios ocupados, y ha amenazado con dar una respuesta contundente a dicha agenda.

“No nos limitamos a la celebración de cumbres para hacer frente al plan de anexión, sino que defenderemos a Al-Quds (Jerusalén) y nuestra tierra con pólvora y balas”, ha prometido Haniya en una entrevista concedida a la cadena yemení Al Masirah, publicada este sábado.

El líder del movimiento palestino ha recordado que la noche del 1 de julio —fecha que Israel había marcado para iniciar el proceso de anexión de partes de la Cisjordania—, HAMAS realizó unas pruebas de misiles avanzados por primera vez.

 

A juicio de Haniya, dichos tests mandaron un mensaje claro al régimen de Tel Aviv. De hecho, ha proseguido, Israel ha suspendido ya su plan expansionista en la Cisjordania ocupada, dado el poderío de la Resistencia palestina y no por el acuerdo que alcanzó el 13 de agosto con los Emiratos Árabes Unidos (EAU), que incluía el compromiso de la parte israelí a cesar la anexión de nuevos territorios palestinos.

Asimismo, ha advertido que los palestinos “nunca perdonarán” la normalización de lazos impulsada en fechas recientes por ciertos Estados con el régimen de Israel. Para el líder de HAMAS, esa conducta en la región de Asia Occidental está condenada al fracaso.

La Resistencia palestina ha alzado la voz de alerta ante la “traición” a la causa palestina, tras el pacto de normalización de relaciones entre los EAU e Israel, paso que posteriormente dieron Kósovo, un país predominantemente musulmán, y más recientemente Baréin. La totalidad de esos acuerdos fueron negociados por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

Pese a dichos complots, los grupos de Resistencia palestina han asegurado que no dejarán su lucha por la liberación completa de los territorios ocupados por Israel y han amenazado al régimen de ocupación con responder a sus hostilidades, recurriendo a su elevado poderío de misiles capaces de “alcanzar Tel Aviv”, según alertó en su día HAMAS.

tqi/ktg/myd/mkh