• El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, en las oficinas de la Liga Árabe en El Cairo (Egipto), 11 de agosto de 2014.
Publicada: sábado, 17 de diciembre de 2016 11:01
Actualizada: lunes, 19 de diciembre de 2016 10:42

Una organización palestina advirtió al presidente electo de EE.UU., Donald Trump, de las consecuencias de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén).

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, observó el viernes que la materialización de la promesa electoral del republicano Trump empujará a la región a un mayor caos y más disturbios.

De igual manera, indicó que un eventual traslado de la sede diplomática estadounidense a esa ciudad, cuya soberanía se disputan los palestinos e israelíes, dañará también los esfuerzos para alcanzar una paz duradera entre ambas partes involucradas en el conflicto.

Yo les miraría a Trump y Friedman a los ojos y les diría que si adoptan las medidas de trasladar la embajada y anexar los asentamientos en Cisjordania, enviarán a esta región por el camino de algo que yo llamo caos, anarquía y extremismo”, advirtió el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

En un acto público celebrado en la localidad de Beit Jalam, cerca de Beit Lahm (Belén), sita en el sur de la Cisjordania ocupada, Erekat indicó que diría directamente su opinión al respecto a Trump y David Friedman, asignado como embajador estadounidense ante el régimen de Israel.

“Yo les miraría a Trump y Friedman a los ojos y les diría que si adoptan las medidas de trasladar la embajada y anexar los asentamientos en Cisjordania, enviarán a esta región por el camino de algo que yo llamo caos, anarquía y extremismo”, advirtió Erekat.

 

Mientras que el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, expresa su alegría por la promesa de Trump, Friedman manifiesta su deseo de llevar a cabo su misión en ‘la capital de Israel, Jerusalén’.

Friedman, uno de los principales asesores de Trump en la campaña electoral, dijo en octubre pasado que los asentamientos israelíes construidos en la ocupada Cisjordania no son “ilegales”.

Palestina está absolutamente en contra de la postura de Trump, pues constituye “una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y contraviene la resolución 181 de la Asamblea General” de las Naciones Unidas (AGNU).

ask/anz/nal

Comentarios