• Soldados del ejército israelí en el pueblo de Avivim en la frontera con El Líbano, 2 de septiembre de 2019. (Foto: AP)
Publicada: jueves, 16 de enero de 2020 10:55
Actualizada: jueves, 16 de enero de 2020 14:33

El régimen de Israel reconoce que no ha podido reducir la influencia de Irán en Siria ni tampoco frenar el avance de Hezbolá en el campo misilístico.

El diario árabe independiente Raialyoum ha informado este jueves que las autoridades israelíes admiten dos de sus fracasos en el oeste de Asia: Uno, no haber acabado con la presencia de Irán en Siria, donde el país persa lleva desde hace siete años brindando asesoramiento militar al Gobierno de Damasco en su lucha contra el terrorismo.

Omer Dank, un general de la reserva del ejército israelí, citado por el rotativo árabe, se ha referido al asesinato del general iraní Qasem Soleimani y ha señalado que, tras su muerte, Israel ya no puede expulsar a los asesores militares de Irán de Siria ni tampoco puede restringir sus movimientos en la región.

Hemos llegado a un callejón sin salida acerca de la salida de tropas iraníes de Siria”, subraya Dank.

 

El otro fracaso del régimen israelí en el oeste de Asia, según evalúa Raialyoum, tuvo lugar cuando el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) obtuvo misiles precisos que han puesto en peligro la seguridad israelí en los territorios ocupados palestinos. 

Respecto el poderío militar de Hezbolá, el general israelí asegura que la amenaza de misiles del movimiento libanés es más peligrosa que nunca.

Autoridades israelíes admiten que Hezbolá es la única fuerza árabe que ha derrotado al régimen de Tel Aviv en las últimas tres décadas.

El avance militar de Hezbolá ha disparado las preocupaciones entre los funcionarios israelíes, que temen que, en una próxima guerra, el movimiento libanés conquiste Galilea, bombardee con misiles de precisión los tanques de amoníaco de Haifa o el reactor nuclear de Dimona. Por ello, varios militares de alto rango israelíes abogan por un cese el fuego antes que por una escalada de tensión en cualquier escenario con Hezbolá.

mkh/ncl/nsr/hnb

Comentarios