• Premieres de Hungría, Eslovaquia, República Checa y Polonia más la canciller de Alemania en cumbre V4 en Eslovaquia, 7 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 18 de febrero de 2019 14:45
Actualizada: lunes, 18 de febrero de 2019 18:57

Una cumbre de países europeos en la ciudad de Al-Quds se ha cancelado por comentarios de autoridades israelíes sobre la complicidad de Polonia en el Holocausto.

La cumbre del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia) estaba prevista celebrarse este martes en la ciudad de Al-Quds (Jeruslén), pero ha sido oficialmente cancelada luego de que Polonia se haya retirado hoy lunes del evento.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha afirmado que adoptó esta decisión por los comentarios “racistas e inaceptables” del ministro israelí de exteriores, Yisrael Katz, quien había afirmado el domingo que los polacos “beben el antisemitismo con la leche de sus madres” y que “hubo muchos polacos que colaboraron con los nazis”.

“Las palabras del ministro de Exteriores israelí son racistas e inaceptables (…) está claro que nuestro ministro de Exteriores (Jacek) Caputowicz no viajará para participar en la cumbre”, ha dicho Morawiecki agregando que las afirmaciones del recién nombrado canciller israelí “no es algo que puede quedar sin una respuesta”.

Las palabras del ministro de Exteriores israelí son racistas e inaceptables (…) está claro que nuestro ministro de Exteriores (Jacek) Caputowicz no viajará para participar en la cumbre”, ha afirmado el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, en alusión a las acusaciones del canciller israelí, Ysrael Katz, sobre la supuesta colaboración entre polacos y los nazis en el Holocausto.

 

El premier polaco canceló el domingo su participación en la mencionada cumbre y anunció que enviaría al canciller por las declaraciones del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien, según el rotativo israelí The Jerusalem Post, había acusado a los polacos de “colaborar con los alemanes” en el Holocausto.

Sin embargo, las nuevas declaraciones del canciller israelí han incrementado los roces y el Gobierno polaco ha citado a la embajadora israelí en Polonia, Anna Azari, por segunda vez esta semana.

El Holocausto es un tema muy sensible para las autoridades polacas, es más, la Cámara Baja del Parlamento de Polonia aprobó en febrero de 2018 una reforma legal para sancionar con hasta tres años de cárcel a quienes utilicen la expresión “campos de exterminio polacos” y acusen a la nación o el Estado polacos de vinculación con los crímenes nazis.

El tema del Holocausto siempre ha generado polémica, en varios países occidentales es imposible cuestionarlo y hay leyes y normativas que prohíben poner en duda su autenticidad.

ahn/ctl/mtk/rba

Comentarios