• El canciller de México, Luis Videgaray, habla durante una conferencia de prensa conjunta en la Ciudad de México, 26 de marzo de 2018.
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 17:51

El Gobierno de México condena el discurso “xenofóbico” del presidente de EE.UU., Donald Trump, en que llama “animales” a algunos migrantes, y alerta sobre los riesgos de estos dichos que son una invitación a la violación de los derechos humanos y al odio.

“Comparar a cualquier persona, independientemente de que tenga un historial criminal o cual sea su estatus migratorio, con un animal (...) es una invitación a la violación de los derechos humanos, al odio, al discurso xenofóbico y eso es algo que no se puede aceptar”, ha denunciado este jueves el canciller mexicano, Luis Videgaray.

El diplomático ha aseverado que para México estas declaraciones son “graves e inaceptables”, por lo tanto, presentará, a través de la embajada mexicana en Washington, una queja formal ante el Departamento de Estado de Estados Unidos para rechazar estos insultos de Trump.

El jefe de la Diplomacia mexicana ha advertido sobre los riesgos que implican este tipo de declaraciones repetidas del presidente de Estados Unidos, quien también calificó a los inmigrantes indocumentados como “malas personas”.

“Se está abriendo una puerta muy peligrosa, es un intento por legitimar el no reconocimiento de los derechos humanos y eso es totalmente inadmisible”, ha señalado Videgaray.

Comparar a cualquier persona, independientemente de que tenga un historial criminal o cual sea su estatus migratorio, con un animal (...) es una invitación a la violación de los derechos humanos, al odio, al discurso xenofóbico y eso es algo que no se puede aceptar”, ha denunciado el canciller mexicano, Luis Videgaray.

 

Sobre la acusación de Trump de que México no ayuda lo suficiente a Estados Unidos, Videgaray ha señalado que el no valorar la colaboración del Gobierno mexicano es problema exclusivo del presidente estadounidense.

Trump, en una reunión que tuvo el miércoles con políticos republicanos del estado de California sobre el muro fronterizo y las leyes migratorias, llamó “animales” a los indocumentados en EE.UU. y prometió que su Administración hará lo que sea necesario para expulsarlos rápidamente.

El magnate neoyorquino, desde su llegada a la Casa Blanca, ha adoptado medidas contra los inmigrantes, habla incluso de militarizar la frontera de EE.UU. con México para evitar la migración hasta que se lleve a cabo la construcción del muro fronterizo con su vecino sureño.

tmv/ktg/ftm/hnb

Commentarios