• El premier iraquí, Mustafa al-Kazemi (dcha), vestido con la chaqueta de las Al-Hashad Al-Shabi, junto al líder de esta organización, Faleh al-Fayaz. 16 de mayo de 2020.
Publicada: sábado, 16 de mayo de 2020 21:48
Actualizada: domingo, 17 de mayo de 2020 0:04

El premier de Irak, Mustafa al-Kazemi, anuncia su apoyo a Al-Hashad Al-Shabi y asevera que no debe haber brechas entre el Gobierno y este movimiento popular.

El primer ministro iraquí ha calificado a las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) como “la luz del ojo” de Irak, y ha subrayado que las voces contradictorias que buscan crear brechas entre el Gobierno y Al-Hashad Al-Shabi, deberían detenerse, ya que no debe haber ninguna duda sobre el trabajo y las actividades de esta organización.

Al-Kazemi, durante una reunión sostenida este sábado en Bagdad (la capital iraquí) con el líder de las Al-Hashad Al-Shabi, Faleh al-Fayaz, ha indicado que el Gobierno y el pueblo de este país árabe han alcanzado la última etapa de erradicación de los terroristas de Daesh (acrónimo en árabe del EIIL). “Las fuerzas de Al-Hashad al-Shabi, junto con el Ejército iraquí y otras fuerzas armadas, lideran el camino para llevar a cabo las operaciones y los ataques contra los terroristas”, ha dicho.

“Las Al-Hashad Al-Shabi son los mismos que se movilizaron por la patria y sus sacrificios y mártires permanecerán en la mente de los iraquíes para siempre”, ha afirmado el primer ministro de Irak.

 

A continuación, Al-Kazemi ha manifestado el apoyo de su gabinete a Al-Hashad Al-Shabi, basado en el marco legal y oficial, y ha remarcado que la destrucción de la imagen de los mártires de estas fuerzas populares, por parte de cualquier individuo o grupo, es un asunto completamente rechazado e inaceptable.

Por su parte, el jefe de Al-Hashad Al-Shabi ha agradecido a Al-Kazemi por su apoyo y le ha pedido seguir respaldando a la organización y protegiendo su poder e integridad.

Al-Fayaz también ha prometido que las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi —que son parte de las Fuerzas Armadas de Irak desde 2003— seguirán siendo defensoras de la unidad y soberanía de Irak.  

Entre tanto, el nuevo premier llamó el miércoles a los partidos políticos a aumentar sus cooperaciones con el fin de sacar a Irak del estancamiento político y ha expresado su determinación a acabar con cualquier presencia ilegal extranjera en suelo iraquí, incluida la de EE.UU.

nlr/ncl/mrg