• La refinería de petróleo Al-Shuaiba en la provincia de Basora, en el suroeste de Irak. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 20 de septiembre de 2019 7:44

Irak dice que rechaza el pedido de Riad para importar su petróleo y compensar la producción de crudo que fue cortada a la mitad por ataques a la compañía Aramco.

“Irak no venderá ni un barril de petróleo a Arabia Saudí (…) Irak no fue implicado en los recientes ataques lanzados por Ansarolá (…) No es lógico que nosotros compensemos por los ataques que sufrió Arabia Saudí”, indicó el jueves el legislador iraquí Hasan al-Kaabi, líder del bloque parlamentario de Organización Badr.

Bagdad, de acuerdo con el parlamentario, no forma parte del “juego” entre Arabia Saudí y Yemen, por lo que “nunca atenderá” a la solicitud de Riad para importar el petróleo iraquí.

LEER MÁS: Irak refuta acusaciones sobre ataques a petrolera saudí Aramco

Al-Kaabi hizo notar que Irak, como “un país fuerte e importante”, aboga por solucionar los problemas entre “todas las partes implicadas” en el conflicto que tiene sus raíces en la agresión saudí a Yemen, iniciada el 26 de marzo de 2015.

Al respecto, el diputado prosiguió diciendo que Arabia Saudí tiene derecho a presentar una demanda contra quienes atacaron el sábado ciertas instalaciones petrolíferas de Aramco, en el este del reino.

La reacción se produjo en respuesta a un informe publicado la misma jornada del jueves por el diario estadounidense The Wall Street Journal, en que se ratificaba que Arabia Saudí toca la puerta de sus vecinos y pide 20 millones de barriles de crudo a Irak para mantener sus exportaciones tras los recientes ataques.

Irak no venderá ni un barril de petróleo a Arabia Saudí (…) Irak no fue implicado en los recientes ataques lanzados por Ansarolá (…) No es lógico que nosotros compensemos por los ataques que sufrió Arabia Saudí”, indicó el legislador iraquí Hasan al-Kaabi, líder del bloque parlamentario de Organización Badr.

 

La Organización Estatal de Comercialización de Petróleo de Irak (SOMO, por sus siglas en inglés), no obstante, desmintió haber recibido una solicitud formal de Riad al respecto.

“SOMO rechaza categóricamente haber recibido solicitudes de la monarquía saudí para suministrar el crudo”, se lee en un comunicado de la organización, liderado por Haidar al-Kaabi, según recogen los medios locales.

La respuesta del Ejército y el movimiento popular yemení a la agresión saudí ha provocado grandes daños materiales a dos instalaciones vitales de Aramco. Las incursiones realizadas por al menos 10 aviones no tripulados (drones) interrumpieron la producción de 5,7 millones de barriles de petróleo; es decir casi la mitad de la producción del crudo del reino árabe, de acuerdo con el ministro de Energía de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman.

ask/ktg/hnb

Comentarios