• Premier iraquí, Adel Abdul-Mahdi, interviene en el Parlamento, 24 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 11 de diciembre de 2018 0:48
Actualizada: martes, 11 de diciembre de 2018 2:12

El primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi, remarca que no permitirá que el país se convierta en un refugio para terroristas o ‘fuente de agresión’ a vecinos.

“No permitiremos que Irak sea un cuartel o un lugar de paso del terrorismo o una fuente de agresión contra otros países”, así lo ha afirmado este lunes el jefe del Gobierno iraquí.

En un discurso ofrecido ante la cúpula de las Fuerzas Armadas con motivo de las celebraciones del primer aniversario de la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), Abdul-Mahdi también se ha dirigido a los países árabes y vecinos señalando que la seguridad de Irak es una cuestión compartida y de interés común de todos los países de la región de Oriente Medio.

El jefe del Ejecutivo ha elogiado asimismo la labor de los militares y del principal clérigo chií del país, el ayatolá Seyed Ali Sistani, quien emitió una fatwa (edicto religioso) para la movilización de voluntarios para combatir a los extremistas.

No permitiremos que Irak sea un cuartel o un lugar de paso del terrorismo o una fuente de agresión contra otros países”, ha dicho el premier iraquí, Adel Abdul-Mahdi.

 

Para el premier iraquí, “la victoria definitiva” contra el terrorismo será cuando se alcance “la estabilidad y la prosperidad” de la nación, la aplicación de la justicia, el respeto a las reyes, el control de las armas por el Estado y “el fortalecimiento de la posición internacional de Irak”.

El Ejecutivo iraquí ha declarado hoy lunes un día festivo para conmemorar la costosa victoria contra los ultrarradicales y ha programado actos en todo el país, incluido un rezo colectivo.

Los ciudadanos iraquíes festejaron el triunfo sobre el EIIL, que llegó a apoderarse de vastos territorios en el norte, oeste y centro de Irak. Decenas de miles de personas murieron y cientos de miles más fueron desplazadas por Daesh.

En esta victoria desempeñaron un rol importante las fuerzas voluntarias de Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi).

Los iraquíes contaron además con el apoyo de sus vecinos iraníes. En esta línea, el presidente del país árabe, Barham Salih, resaltó con fecha anterior que “nunca olvidaremos el posicionamiento de Irán en nuestra lucha contra los terroristas. El país persa desempeñó un papel importante para derrotar al terrorismo”.

mjs/rha/mnz/hnb

Comentarios