• El líder del Movimiento Sadr de Irak, Muqtada al-Sadr
Publicada: miércoles, 29 de abril de 2015 16:18

El Movimiento Sadr iraquí advierte que si se materializa la propuesta estadounidense para interactuar con la región semiautónoma del Kurdistán iraquí y las regiones habitadas por los suníes como estados soberanos, los intereses de Washington no estarán a salvo en el mundo.

Si se aprueba esa propuesta, se anulará el decreto que impide las actividades militares del movimiento contra Estados Unidos, para que los intereses de ese país, tanto dentro como fuera de Irak, estén al alcance de nuestras fuerzas”, enfatiza el líder del Movimiento Sadr de Irak, Muqtada al-Sadr.

“Si se aprueba esa propuesta, se anulará el decreto que impide las actividades militares del movimiento contra Estados Unidos para que los intereses de ese país, tanto dentro como fuera de Irak, estén al alcance de nuestras fuerzas”, ha enfatizado este miércoles el líder del Movimiento Sadr de Irak, Muqtada al-Sadr.

Tras condenar este plan de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el cual pide la interacción entre Washington y la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, así como las regiones habitadas por los suníes como estados soberanos, Sadr ha urgido a una “firme reacción” del Gobierno y el Parlamento iraquíes al respecto.

Desde el inicio de los ataques de EIIL a Irak, junio de 2014, los peshmerga luchan junto con otras fuerzas tribales y del Ejército de Irak contra elementos terroristas.

 

Se trata de un paso hacia la “división explícita de Irak”, ha afirmado el líder iraquí, para luego apuntar que la Cámara de Representantes de EE.UU. busca aprobar una ley que permita la actuación libre de cada etnia en el país árabe.

“Estados Unidos ha probado su mala intención en cuanto a nuestro querido Irak (…) La nación tiene que apoyar su territorio y sus etnias, rechazando y condenando esa medida; de lo contrario, habrá una gran catástrofe en Irak”, ha indicado.

EE.UU. ha probado su mala intención en cuanto a nuestro querido Irak (…) La nación tiene que apoyar su territorio y sus etnias, rechazando y condenando esa medida; de lo contrario, habrá una gran catástrofe en Irak.”

En la jornada del martes, la parlamentaria iraquí, Hanane al-Fatlawi, solicitó a su Gobierno que rechazara la intervención de la Cámara de Representantes de EE.UU., y recalcó que coincide con el programa de 2013 del vicepresidente norteamericano, Joe Biden, para dividir Irak en tres zonas: suní, kurda y chií.

El republicano Mac Thornberry

 

La Comisión de los Servicios Armados de la Cámara de Representantes de EE.UU. tiene previsto para este miércoles presentar un proyecto de ley que autorice el apoyo estadounidense a las fuerzas armadas suníes y kurdas de Irak, e interactuar con las regiones en las que se actúa como estados soberanos.

Además de los 715 millones de dólares que dedica a Irak, este plan, formulado principalmente por el republicano Mac Thornberry, incluye 600 millones de dólares para entrenar y equipar a los grupos rebeldes sirios en la lucha contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), y otros 300 millones de dólares para ayudar a Jordania a defender sus fronteras con Irak y Siria.

tas/ybm/nal

Comentarios