• Un avión de combate F-15 de la Fuerza Aérea de EE.UU. lanza un ataque en una misión en Oriente Medio tras respostaje en vuelo.
Publicada: domingo, 1 de marzo de 2015 14:47
Actualizada: lunes, 29 de febrero de 2016 7:30

Fuentes del Pentágono han filtrado sus reticencias a que el Ejército iraquí trate de retomar la norteña ciudad de Mosul, caída desde junio de 2014 en manos de la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe), pretextando falta de preparación.

“Es una decisión iraquí, pero nosotros no queremos hacer nada hasta que estén listos y puedan imponerse de manera rotunda”, publicó el viernes la página electrónica estadounidense ‘The Daily Beast’ (aquí, en inglés), citando a un responsable militar anónimo.

La semana pasada, el ministro de Defensa de Irak, Jaled al-Obeidi, había manifestado ya su descontento por declaraciones oficiales estadounidenses sobre la planificación bélica del Estado iraquí, recalcando que su responsabilidad atañe en exclusiva a los mandos militares del país medio oriental.

En los días posteriores se han multiplicado, dentro de Estados Unidos, las críticas al anuncio de detalles sobre los planes para la retoma de la capital de la provincia de Nínive, por la ventaja que esa publicidad da a Daesh para organizar sus posiciones contra el Ejército de Irak.

En los días posteriores se han multiplicado, dentro de Estados Unidos, las críticas al anuncio de detalles sobre los planes para la retoma de la capital de la provincia de Nínive, por la ventaja que esa publicidad da a Daesh para organizar sus posiciones contra el Ejército de Irak.

Según las últimas filtraciones, los funcionarios del Pentágono descartan que el Ejército de Irak “pueda” retomar Mosul en abril o mayo —como anunció el 20 de febrero un responsable del Comando Central de EE.UU., y dicen que “es más realista (hablar del) otoño” como fecha de la operación.

También el diario ‘The Wall Street Journal’ (WSJ) ha publicado este viernes nuevas filtraciones en este sentido (aquí, en inglés). Los funcionarios citados, también de manera anónima, justificaron el retraso hasta el otoño porque, dicen, la campaña para retomar Mosul requerirá meses de bombardeos aéreos antes de que las tropas iraquíes sean capaces de expulsar a Daesh de Mosul.

“Cuando sintamos que las Fuerzas iraquíes están preparadas para ir y vencer con rotundidad, ya iremos y aconsejaremos a los iraquíes que empiecen la operación”, dicen los informantes del WSJ, poniendo en tela de juicio el respeto de Washington a la capacidad de decisión de Irak.

En una sesión informativa celebrada el viernes, el portavoz del Pentágono John Kirby negó que vaya a ser Washington quien establezca un calendario y reincidió en que el factor decisivo es la preparación de las tropas iraquíes, advirtiendo de que la campaña para liberar Mosul será dura.

Dos días antes de las filtraciones del Pentágono sobre los planes para la retoma de Mosul, el director ejecutivo de la organización iraquí Badr, Mohamad Nayi declaró que “la batalla final para la liberación de Mosul tendrá lugar después de expulsar a los elementos del EIIL de todas las provincias de Irak”.

Daesh tomó Mosul en junio de 2014 con ayuda de antiguos partidarios del régimen de Saddam Husein, y estableció allí su principal base en Irak para ocupar distintas partes del país.

Desde agosto, EE.UU. lidera una coalición internacional en nombre de la lucha contra Daesh a través de una campaña de bombardeos, cuya eficacia y objetivos reales han sido puestos en tela de juicio al destruir los aliados numerosas infraestructuras y observarse entregas directas de armamento a la banda takfirí.

mla/ktg/hnb