• Corrupción y represión gubernamentales marcan el 2018 en Honduras
Publicada: jueves, 27 de diciembre de 2018 23:16

Honduras llega al final de 2018 sumergida en crisis, con noticias de las protestas contra el Gobierno, violaciones a la libertad de prensa y el éxodo de migrantes.

Honduras arrancó el 2018 en medio de protestas contra el fraude electoral, el 27 de enero Juan Orlando Hernández fue juramentado como presidente de la República por su segundo período, mientras grupos sociales protestaban en las calles por considerarlo un gobernante ilegal al violentar la Constitución para reelegirse.

Durante las movilizaciones en el mes de enero, varios periodistas fueron objeto de agresiones por parte de fuerzas de seguridad del Estado, entre ellos el corresponsal de HispanTV, Dassaev Aguilar, quien resultó lesionado en una pierna tras recibir el impacto de una bomba lacrimógena que un agente policial disparó desde pocos metros.

Uno de los mecanismos a los cuales, algunos líderes de la oposición le tenían confianza para solucionar el conflicto político en Honduras, era el diálogo nacional, pero este, fue un rotundo fracaso.

Los 10 meses de conversaciones entre representantes del Gobierno de Hernández, de Salvador Nasralla y de miembros del Partido liberal fueron infructíferos, pues no se alcanzaron consensos en temas como el fraude electoral y liberación de presos políticos.

En octubre el país vivió una crisis migratoria sin precedentes, más de 7000 ciudadanos abandonaron la nación rumbo a Estados Unidos, huyendo de la violencia y de la falta de oportunidades, Donald Trump amenazó con retirar la ayuda financiera a Centroamérica si la caravana no era frenada.

A finales de noviembre Honduras se estremeció con la captura en Estados Unidos de Juan Antonio Hernández, hermano del presidente, a quien se le acusa de traficar toneladas de cocaína a dicha nación, líderes opositores cierran el año exigiendo que se investigue el grado de participación del mandatario en dichas actividades, así como de miembros de las Fuerzas Armadas.

Daniel Sierra, Tegucigalpa.

smd/rba

Comentarios