• Cientos de hondureños pasan por Guatemala en un nuevo éxodo
Publicada: viernes, 18 de enero de 2019 9:14
Actualizada: viernes, 18 de enero de 2019 11:24

Empiezan a llegar cientos de migrantes hondureños a la Ciudad de Guatemala que partieron el pasado enero de San Pedro Sula (norte de Honduras) rumbo a EE.UU.

Familias enteras de hondureños llegan a la Casa del Migrante en la Ciudad de Guatemala, la institución sin fines de lucro quien ha acogido a miles de emigrantes que parten desde sus países de origen rumbo a Estados Unidos. No obstante las condiciones han cambiado respecto a 2018, una de las preguntas obligatorias es porqué salen arriesgando la vida y la de sus hijos aún sabiendo los resultados del primer éxodo.

Honduras continúa dándoles la espalda a los migrantes y las prioridades no son necesariamente el empleo o la educación.

Las esperanzas no se pierden para muchos de los hondureños que pasan por la Ciudad de Guatemala incluso hay quien va de vuelta después de ser devuelto a su país, aunque los planes por ahora son distintos.

El temporal de clima frío y las lloviznas itinerantes no han sido impedimento para los que buscan un lugar donde poder tener una vida digna.

Paulatinamente van llegando, descansan un poco, ingieren alimentos y luego continúan en la búsqueda del denominado “sueño americano”.

Una de las grandes diferencias entre las primeras dos caravanas y está de acuerdo a las autoridades de la Casa del Migrante es que ha aumentado significativamente el número de menores que acompaña a sus padres en este largo camino, incluso niños recién nacidos.

La familia de don Wilmer está integrada por 12 personas, 10 de ellos menores de edad, lo encontramos caminando en una de las calles más transitadas y peligrosas de la Ciudad de Guatemala con paso ligero y un sueño por delante.

Ni las autoridades locales, ni las autoridades de Honduras acreditadas en el país se han pronunciado respecto a este nuevo éxodo. La Casa del Migrante sigue siendo la única esperanza de refugio y descanso para quienes caminan de día y de noche en busca de un mejor futuro.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

mhn/mkh

Comentarios