• Los presidentes de Francia (dcha.), Emmanuel Macron, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, en Estambul, 27 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 10 de septiembre de 2020 17:53

Aumentan tensiones entre Francia y Turquía sobre el Mediterráneo; Macron pide un frente unido de Europa ante Ankara, mientras Erdogan censura el colonialismo de París.

“Los europeos debemos ser claros y firmes con el Gobierno del presidente (de Turquía, Recep Tayyip) Erdogan que hoy se comporta de manera inaceptable”, ha dicho este jueves el mandatario de Francia, Emmanuel Macron, ante la prensa en la isla francesa de Córcega, antes de una cumbre con otros líderes de países del sur de la Unión Europea (UE), es decir, España, Italia, Grecia, Chipre, Portugal y Malta.

Macron ha indicado que Turquía “ya no es un socio en la región” del Mediterráneo oriental, aunque ha abogado por “reiniciar un diálogo fructífero” con Ankara.

A modo de respuesta a las declaraciones de Macron, el Ministerio de Exteriores turco ha emitido esta misma jornada un comunicado en el que ha tachado al presidente francés de “arrogante” que recurre a “viejos reflejos coloniales”.

 

La Cartera turca, dirigida por Mevlut Cavusoglu, ha restado a Macron competencia para tomar decisiones en la región del Mediterráneo oriental y le ha acusado de “alentar la tensión y poner los grandes intereses de Europa y la UE en peligro”.

En fechas recientes, Turquía, por un lado, y Grecia y Chipre, por otro, se han involucrado en una escalada de tensiones por los derechos marítimos y recursos energéticos en el Mediterráneo oriental, después de que Ankara enviara el 10 de agosto su buque de inspección ‘Oruc Reis’, escoltado por buques de guerra, a realizar una exploración sísmica en un área sobre la que el país euroasiático y Atenas reclaman soberanía y jurisdicción.

Esas tiranteces se agudizaron aún más, después de que Francia saliera en defensa de Grecia y Chipre y anunciara como una advertencia a Turquía, que aumentaría su presencia militar en la región.

Turquía rechaza injerencias de Francia e insiste en que los problemas entre Ankara y Atenas, junto a Chipre, deben ser resueltos entre las partes involucradas.

tqi/rha/rba/mkh