• Soldados hacen guardia durante la ceremonia de colocación de una nueva parte del escudo antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el norte de Polonia, 13 de mayo de 2016.
Publicada: sábado, 11 de junio de 2016 8:06
Actualizada: lunes, 3 de abril de 2017 9:14

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está cometiendo un error histórico al desarrollar el escudo antimisiles que tiene desplegado en el este de Europa, dice un politólogo alemán.

“La OTAN está a punto de cometer uno de los mayores errores de su historia”, dijo el politólogo alemán Jochen Bittner en declaraciones publicadas el jueves en el diario Die Zeit, al aludir a la apertura de las instalaciones del escudo antimisiles del bloque militar en Rumanía y Polonia.

Asimismo, apuntó que tales actos provocativos podrían socavar los esfuerzos encaminados al desarme nuclear y relacionados con el Tratado sobre los Misiles Nucleares de Mediano y Corto Alcance (INF, por sus siglas en inglés), firmado entre EE.UU. y Rusia, ya que Moscú podría reaccionar ante las amenazas del Occidente.

La OTAN está a punto de cometer uno de los mayores errores de su historia”, afirmó el politólogo alemán Jochen Bittner

El desarrollo del escudo antimisiles de la OTAN supone una amenaza para la seguridad nacional de Rusia, es por ello que el país euroasiático desplegó el sistema de misiles de corto alcance Iskander en la región de Kaliningrado, territorio ruso en Europa oriental. 

Según el politólogo alemán, esos misiles de Moscú pueden portar cargas atómicas y, además, continuó, tienen un alcance de 400 kilómetros, lo que significa que podrían llegar a los referidos países europeos.

Sistemas de misiles superficie-superficie Iskander-M, de fabricación rusa.

 

Bittner también indicó que en la Alianza Atlántica temen que Moscú abandone unilateralmente el INF por las actividades provocativas de la OTAN, un motivo grave que será uno de los temas de la cumbre del organismo, que se celebrará los días 8 y 9 de julio en Varsovia, capital polaca.

Sería mejor “para la OTAN tirar del freno de mano y congelar la construcción de la defensa antimisiles”, afirmó antes de recalcar que tales despliegues en Europa oriental no suministran ningún tipo de seguridad al continente europeo.

La OTAN que, tras la crisis en Ucrania en 2014, experimenta tensiones con Rusia a niveles no vistos desde la Guerra Fría, ha multiplicado sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en el este de Europa, además de aumentar su presencia militar en los países bálticos.

ftn/anz/msf

Comentarios