• Las autoridades estadounidenses y polacas, entre ellas: el presidente de Polonia, Andrzej Duda, y el vicesecretario de Defensa de EE.UU., Robert Work, asisten a la inauguración de la construcción de un puesto de defensa antimisiles en Redzikow, 13 de mayo de 2016.
Publicada: lunes, 30 de mayo de 2016 1:04

Polonia aseguró que el puesto estadounidense de defensa antimisiles que se está instalando en la localidad polaca de Redzikow (norte), no representa ninguna amenaza para Rusia.

"El presidente (de Rusia, Vladimir) Putin debe entender perfectamente que el sistema de defensa antimisiles en Polonia nada tiene que ver con la seguridad de Rusia y que su objetivo consiste en proteger a Europa contra un ataque con misiles desde Oriente Medio", afirmó el domingo el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski.

Así, el canciller de Polonia aludió a la activación el 12 de mayo por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de un puesto estadounidense de defensa antimisiles Aegis Ashore en la base rumana de Deveselu, a unos 600 kilómetros al oeste de la península rusa de Crimea. Al día siguiente, en Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado, se colocó la primera piedra de un sistema similar con radares y misiles interceptores.

El presidente (de Rusia, Vladimir) Putin debe entender perfectamente que el sistema de defensa antimisiles en Polonia nada tiene que ver con la seguridad de Rusia y que su objetivo consiste en proteger a Europa contra un ataque con misiles desde Oriente Medio", afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski.

Centro de mando de la nueva instalación del sistema de defensa de misiles balísticos en la base aérea de Deveselu, Rumanía, 12 de mayo de 2016.

 

En una entrevista concedida a la agencia local PAP, el alto diplomático polaco se comprometió que la expansión de la Alianza Atlántica en su Estado, "será una presencia defensiva y no representará amenazas para Rusia".

Sin embargo, la presencia militar norteamericana y de las fuerzas multinacionales de la OTAN en Europa oriental "es una respuesta al comportamiento muy agresivo y las amenazas de las autoridades rusas”, subrayó Waszczykowski.

En cuanto a la cumbre que la Alianza que se celebrará el próximo julio en Varsovia (capital polaca), Waszczykowski enfatizó que en dicha reunión debe examinarse el flanco oriental de la OTAN mediante la presencia física de las fuerzas aliadas, no sólo intervenir en la “crisis” sino también para disuadirla.

El pasado viernes, Putin afirmó que Rusia se verá obligada a responder al mencionado puesto en marcha que puede ser adaptado fácilmente con fines ofensivos en su contra y para complicar la situación internacional.

Anteriormente, el mandatario ruso había señalado que los componentes del escudo antimisiles de la OTAN en Europa del Este no son sistemas defensivos sino parte del potencial nuclear estratégico de Estados Unidos emplazado en la periferia.

bhr/rha/hnb