• El opositor venezolano Leopoldo López al frente del fallido golpe de Estado que aconteció el 30 de abril de 2019 en Venezuela.
Publicada: miércoles, 1 de mayo de 2019 9:53
Actualizada: miércoles, 1 de mayo de 2019 21:18

El Gobierno de España informa que el opositor venezolano Leopoldo López y su familia se refugiaron en su embajada en Caracas tras dejar la legación chilena.

Después de que fuentes del entorno al golpista venezolano Juan Guaidó y el ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, hayan reportado que Leopoldo López y su familia se han trasladado a la Embajada española, el ministerio de Asuntos Exteriores español lo ha corroborado este miércoles mediante un comunicado.

En su nota, la Cancillería ha puesto en conocimiento de que el líder opositor, junto a su mujer Lilian Tintori y su hija se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas.

Con esta noticia se confirma que el líder opositor venezolano López ha buscado protección en la sede diplomática española luego de haber huido de su arresto domiciliario ocurrido en las primeras horas del martes y comandado, posteriormente, un fallido golpe de Estado en Venezuela que le obligaría a refugiarse, en una primera instancia, en la representación consular chilena.

Ayer martes, un reducido grupo de militares venezolanos se sublevó contra el presidente Nicolás Maduro, con el apoyo de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) –de mayoría opositora y en desacato desde 2016, ayudando a que escapara de su arresto domiciliario el conocido dirigente opositor Leopoldo López.

Un poco más tarde, estos dos opositores llamaron a los venezolanos a “salir juntos a la calle” en defensa de los opositores rebeldes. Horas después del anuncio de la asonada, el responsable de la Cartera de Defensa venezolana, Vladimir Padrino López, anunció la derrota de la acción violenta y que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se mantiene “firme en defensa de la Constitución y sus autoridades legítimas.

El traslado de López a embajada española, quien se encontraba detenido desde el 18 de febrero de 2014 por promover e incitar a la violencia en Venezuela a fin de derrocar al presidente Nicolás Maduro, pone en un aprieto diplomático a España, cuyo Ejecutivo socialista, en funciones actualmente, no ha roto relaciones con el Gobierno venezolano, pero sí ha reconocido a Guaidó como “presidente interino” encargado de convocar elecciones en el país caribeño.

Durante el mandato del expresidente español Mariano Rajoy (2011-2018) las relaciones entre Caracas y Madrid pasaron por un periodo de tensiones, debido a las declaraciones de Madrid, las cuales eran consideradas injerencistas por el Gobierno de Maduro. Sin embargo, con la llegada del líder socialista, Pedro Sánchez, a La Moncloa, Venezuela ha expresado su esperanza de que se mejoren los nexos de respeto con España.

krd/ktg/alg