• El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante su entrevista con la Cadena Ser, 3 de septiembre de 2018.
Publicada: lunes, 3 de septiembre de 2018 9:22

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, propone un referéndum en Cataluña sobre el autogobierno con el fin de resolver la crisis política en España.

Durante una entrevista concedida este lunes a la Cadena Ser, Sánchez ha reconocido que el objetivo de su Gobierno con Cataluña (región nororiental) es materializar el diálogo para buscar una solución política al conflicto que pasa por convocar un referéndum “por el fortalecimiento del autogobierno” mediante un nuevo estatuto de autonomía.

A su juicio, en Cataluña hay un problema político porque “tiene un Estatuto que no votó” y, por tanto, ha estimado que el nuevo referéndum debe tratar sobre un nuevo Estatuto en Cataluña.

“Queremos dialogar y resolver una crisis política. El hecho final tiene que ser una votación”, ha aseverado el líder del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la necesidad de dialogar para desencallar el callejón sin salida en Cataluña: “Con independencia de lo que diga el Gobierno catalán, el Gobierno de España no se levantará de la mesa de las comisiones bilaterales”.

También ha pedido a los dirigentes del independentismo poner fin a “la dinámica de bloques”, porque según el líder socialista la sociedad catalana está dividida y partida en dos bloques.

Queremos dialogar y resolver una crisis política. El hecho final tiene que ser una votación”, afirma el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en alusión a una posible convocatoria de un referéndum en Cataluña para buscar una solución política al conflicto catalán.

 

Durante su alocución radiofónica, Sánchez ha destacado que lo que está en juego en Cataluña ahora no es la independencia, sino la convivencia entre los propios catalanes.

En ese sentido, el dirigente ha enfatizado que el Gobierno español “está en contra de todos los símbolos que dividan y separen”, refiriéndose a la proliferación de los lazos amarillos (símbolo del movimiento independentista catalán) en los diferentes plazas y lugares públicos de esta región española.

Cataluña ya celebró el 1 de octubre de 2017 un referéndum de independencia que había sido previamente suspendido por el Tribunal Constitucional (TC) de España.

El 27 del mismo mes, una vez que el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont declarara unilateralmente la independencia respecto a España en el Parlamento regional, la Presidencia española, presidido por entonces por el conservador Mariano Rajoy, en aplicación del artículo 155 de la Constitución de este país europeo cesó ‎al Govern catalán en pleno.

Desde aquel entonces, los líderes secesionistas han tratado de buscar apoyo internacional para su causa y para evitar la Justicia española se han tenido que autoexiliarse en Europa. Con el cambio del poder en Madrid el pasado junio, muchos catalanes esperan que sus voces sean escuchadas y respetadas en las instituciones de España.

krd/ktg/mjs

Comentarios