• La ministra de Política Territorial y Función Pública de España, Meritxell Batet, en un evento en Barcelona, 9 de junio de 2018.
Publicada: sábado, 9 de junio de 2018 13:55
Actualizada: sábado, 9 de junio de 2018 22:00

El Gobierno español, dirigido ahora por el PSOE, ve en la reforma ‘urgente’ de la Constitución una solución para superar la crisis independentista de Cataluña.

La ministra de Política Territorial y Función Pública de España, Meritxell Batet, perteneciente al Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), ha insistido este sábado en que para “superar la crisis institucional” y, en especial, la “territorial” que vive el Estado, es necesaria una reforma de la Constitución “urgente, viable y deseable”.

“Es viable y estamos preparados para ella. Somos una democracia consolidada con la fortaleza suficiente para afrontar una reflexión profunda conjunta”, ha defendido la ministra en su primer acto como tal en la inauguración de la jornada “Reforma constitucional, federal y con derechos” celebrada en Barcelona, capital de la comunidad autónoma de Cataluña.

Batet destaca la necesidad de “renovar el pacto territorial de España”, pues asegura que a nadie se le escapa que “está en crisis (...) nadie lo puede negar”, aludiendo sobre todo a Cataluña. El “diálogo en sí mismo se ha convertido en un objetivo político de primer orden”, añade.

Es viable y estamos preparados para ella. Somos una democracia consolidada con la fortaleza suficiente para afrontar una reflexión profunda conjunta”, defiende la ministra de Política Territorial y Función Pública del Gobierno español, Meritxell Batet, en relación a una reforma a la Constitución española.

 

La ministra ha llamado a las distintas fuerzas políticas a aprovechar la Comisión de Reforma del Modelo Territorial del Congreso impulsada por los socialistas a finales del año pasado, afirmando que la “salida” a la crisis catalana exige “confianza y lealtad entre gobiernos”.

Los diecisiete ministros del nuevo Gobierno español de Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero español (PSOE), prometieron el cargo el jueves ante el rey Felipe VI. Esto sucedió después de que el sábado pasado Sánchez jurara el cargo como nuevo presidente del Gobierno tras haber ganado una moción de censura contra el que fuera presidente del Gobierno del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy.

El Ejecutivo proindependentista catalán, liderado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha emplazado a Pedro Sánchez a negociar de manera urgente sin la rendición como punto de partida.

El Gobierno ‘popular’ fue criticado por cómo abordó la crisis independentista y el conflicto con el Gobierno regional catalán.

snr/rba/nii/

Comentarios