• El vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abás Araqchi (1º dcha.), Moscú, 21 de octubre de 2017.
Publicada: sábado, 21 de octubre de 2017 9:11

Todos los discursos antiiraníes del presidente de EE.UU., Donald Trump, ‘violan de manera flagrante’, el acuerdo nuclear Irán-G5+1, advierte un titular iraní.

El vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abás Araqchi, ha lamentado este sábado que pese a la constante aprobación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) del desarrollo del programa nuclear iraní sin problemas ni desviaciones, Washington no cumple con su parte en el pacto en cuestión y “viola flagrantemente” el espíritu y la letra del pacto nuclear, sellado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU, Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania).

“El incumplimiento de Estados Unidos con sus compromisos estipulados en el acuerdo nuclear constituye la mayor violación. Los discursos del Sr. Trump han creado un ambiente de desconfianza respecto al pacto”, ha indicado Araqchi en una Conferencia sobre la No Proliferación de Armas Nucleares en Moscú (capital rusa).

El alto funcionario persa ha enfatizado que “todos los discursos” del presidente de EE.UU., Donald Trump, incluido ese último, incitan a “una violación flagrante” del acuerdo nuclear conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Sus discursos, evoca Araqchi, impiden el levantamiento de los obstáculos impuestos contra el intercambio económico de Irán por las sanciones unilaterales.

El incumplimiento de Estados Unidos con sus compromisos estipulados en el acuerdo nuclear constituye la mayor violación. Los discursos del Sr. Trump han creado un ambiente de desconfianza respecto al pacto”, ha indicado el vicecanciller iraní para Asuntos Jurídicos e Internacionales, Seyed Abás Araqchi.

 

Al considerar “inaceptable” la actitud de crear un ambiente antiiraní por la Casa Blanca, Araqchi ha advertido de que esta medidas tendrán sin dudas consecuencias, a las que tendrá que subordinarse Estados Unidos.

Eso, mientras el pacto es considerado “un logro para la Diplomacia” a la hora de solventar los conflictos de manera pacífica, además de un “nuevo capítulo” en el sistema de no proliferación nuclear, ha enfatizado Araqchi.

El vicecanciller iraní ha explicado que una de las características sobresalientes de este pacto es crear un “equilibrio” entre el Tratado de No Proliferación (TNP) y el uso “pacífico” de la energía nuclear.

“Este acuerdo por un lado, asegura la dimensión del programa nuclear iraní y por otro, garantiza el derecho de Irán a utilizar pacíficamente esta energía”, ha recalcado.

En conclusión, Araqchi ha enfatizado que no existe ninguna posibilidad de sentarse nuevamente en la mesa de negociaciones con el Sexteto o añadir enmiendas u alteraciones en un acuerdo que ya se ha pactado.

ask/ktg/hnb

Commentarios