• Trump une a Europa e Irán contra EEUU
Publicada: sábado, 14 de octubre de 2017 11:28
Actualizada: domingo, 29 de octubre de 2017 8:27

Después de más de dos años, el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 está atravesando su momento más crítico.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, no certificó el acuerdo, algo que provocó, incluso, la reacción de sus cercanos aliados.

En este artículo pretendemos estudiar las consecuencias de esta postura de la Casa Blanca, además de investigar la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Esta decisión afecta a Irán?

Trump ante muro de furia de sus aliados

Trump desde las campañas electorales para la presidencia de EEUU, había calificado el acuerdo nuclear, alcanzado el julio de 2015, como el peor acuerdo logrado en la historia de su país y había apostado por cambiarlo o retirarse de ello.

Nada más llegado a la presidencia en 2017, endureció su tono al respecto y finalmente este viernes, 14 de octubre, anunció que no certifica el cumplimiento de Irán con el acuerdo nuclear e incluso pidió al Congreso estadounidense a modificar de forma unilateral los artículos del pacto. Aseguró que si no logra “una resolución del Congreso” y un consenso con sus “aliados”, el acuerdo nuclear dejará de estar en vigor “en cualquier momento”, debido a que las acciones de Irán “rompen el espíritu” de ese pacto. Palabras que pueden conducirnos hacia la interpretación de que Washington apuesta por retirarse de un acuerdo multilateral.

No obstante, debido a la importancia del pacto, las reacciones surgieron de inmediato e incluso los aliados cercanos a Washington alzaron la voz de protesta al respecto y apoyaron el acuerdo.

La primera reacción se realizó por parte de la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, quien afirmó que el acuerdo nuclear firmado en 2015 no es “bilateral”, por lo que “no lo puede anular un solo país”. Añadió: “Nosotros no podemos permitir la destrucción de un acuerdo nuclear que funciona (…) la comunidad internacional y la UE dieron a entender que ese pacto se está cumpliendo”.

Asimismo, el Reino Unido, Alemania y Francia emitieron una declaración conjunta en la que reafirmaron su compromiso respecto al acuerdo nuclear con Irán. Los líderes de estos tres países han recordado al Congreso de Estados Unidos que tenga en cuenta “las posibles consecuencias” que tendría la introducción de sanciones contra Irán para “la seguridad” de ese país “y sus aliados”. A estos, se suma China y Rusia, dos países que manifestaron a favor de la continuación del acuerdo y señalaron que su deber es preservar el pacto.

Además, el Director General de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Yukia Amano, señaló: “Los compromisos relacionados con el acuerdo nuclear asumidos por Irán en virtud del JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta) se están implementados”. Previamente al anuncio de Trump, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había expresado su esperanza de que el acuerdo nuclear iraní sobreviva a la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, también reaccionó con un tono muy contundente. Dijo que “es imposible modificar el acuerdo nuclear de Irán con el Sexteto”, añadió: “Ningún presidente tiene derecho a anular un acuerdo internacional avalado por la ONU”. Además, en alusión a las declaraciones del presidente de EE.UU., acerca de los misiles balísticos de Irán, Rohani ha asegurado que la República Islámica aumentará sus esfuerzos para adquirir armas convencionales de defensa y que el armamento y los misiles iraníes están diseñados para la defensa. Añadió que desde hoy se duplicarán los esfuerzos para desarrollar sus armas.

Trump aísla a EEUU más que nunca

De las reacciones inmediatas y fuertes de incluso los aliados más cercanos de EE.UU. por las declaraciones de Trump en cuanto al pacto nuclear iraní, se entiende bien que por primera vez y en un acto casi sin precedente Europa y otros países han dejado sola a la Casa Blanca a favor de Irán. Previamente, Mogherini había advertido a la administración estadounidense que de no certificar el acatamiento de Irán al acuerdo nuclear y salir de este tratado, EE.UU. se quedaría solo en la escena internacional y perdería la credibilidad para considerarse como parte de un acuerdo internacional.

Además de que Trump está reduciendo la influencia y el poderío de su país a nivel internacional por actuar contra acuerdos multilaterales como el Acuerdo de París contra el Cambio Climático y el acuerdo comercial TLC con Canadá y México, está poniendo en peligro a la comunidad internacional. El motivo es que la retórica entre Pyongyang y Washington huele a la guerra y no solo una normal sino que podría ser nuclear. Y mientras, la comunidad internacional enfatiza en la diplomacia para bajar la tensión en la península coreana, Trump al violar el acuerdo nuclear iraní, ha demostrado una vez más que no es de confianza y aleja la posibilidad de que el país norcoreano se sentara en la mesa del diálogo para pactar un acuerdo.

Con todo lo expuesto y teniendo en cuenta las consecuencias de los comportamientos no diplomáticos de Trump, hay que decir que la retirada de EE.UU. del pacto nuclear iraní y la continua retorica con Pyongyang que aleja una solución política al respecto, pone a EE.UU. frente a no solo Europa sino al mundo y quienes apuestan por la paz y así el país norteamericano pierde cada vez más la validez, credibilidad y el poderío a nivel internacional.

Rasoul Goudarzi
Rasoul Goudarzi Periodista y analista internacional, Master en Relaciones Internacionales de la Universidad Azad de Irán. Especialista en temas principalmente de Oriente Medio e Irán. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales.

Commentarios