• “Acuerdo nuclear no ha tenido ningún impacto significativo sobre la economía iraní”
Publicada: sábado, 16 de abril de 2016 6:05

El presidente del Banco Central de Irán, Valiolá Seif, dice que el acuerdo nuclear iraní no ha tenido ningún impacto significativo sobre la economía iraní.

“La economía iraní ha conseguido muy poco del acuerdo nuclear hasta el momento”, declaró el viernes Seif en una entrevista concedida a la cadena estadounidense Bloomberg.

Según el funcionario iraní, habiendo transcurrido tres meses de la implementación del acuerdo nuclear iraní —Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)— Teherán aun no puede acceder a sus 100 mil millones de dólares de activos congelados en el extranjero y sigue teniendo problemas a la hora de pagar sus cuentas, ya que no puede acceder al sistema financiero estadounidense.

La economía iraní ha conseguido muy poco del acuerdo nuclear hasta el momento", declaró el presidente del Banco Central de Irán, Valiolá Seif

"Una de las necesidades que tenemos definitivamente se remonta a la conversión de monedas para pagar a nuestros proveedores. Se requiere tener acceso al sistema financiero estadounidense", explicó.

Asimismo, agregó, se supone que hemos acordado (en virtud del acuerdo nuclear) el acceso a los depósitos de Irán en los bancos extranjeros, no obstante, los bancos europeos siguen preocupados por contravenir las reglas estadounidenses y ser sancionados por violar las sanciones antiraníes.

De hecho, Seif pidió a la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de Estados Unidos emitir las directrices para impulsar a los bancos europeos ser más receptivos con Irán.

Seif se reunió el jueves con el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, en el marco de las reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en Washington (capital de EE.UU.) para discutir sus preocupaciones.

El 5 de abril, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de EE.UU., Thomas Shannon, aseguró que Washington está abierto a renovar el Acta de Sanciones contra Irán (ISA, por sus siglas en inglés), que expirará a finales de 2016, si ello no interfiere con el JCPOA que marcó la conclusión de los diálogos sobre el programa nuclear de Teherán.

Además, descartó los informes sobre el acceso de Irán al sistema financiero de Estados Unidos, que le permitiría mantener contactos directos con los bancos estadounidenses como parte del levantamiento de las sanciones antiraníes impuestas en su contra por sus actividades nucleares —de tipo pacífico—.

Por otro lado, la semana pasada, los congresistas estadounidenses rechazaron la posibilidad de que Irán acceda al sistema financiero de Estados Unidos.

La oposición de los congresistas estadounidenses al acceso de Irán al sistema financiero de Estados Unidos se produce pese a que el acuerdo nuclear no le deniega ese derecho y solo le prohíbe las interacciones directas e indirectas que se efectúen a través del sistema financiero estadounidense.

mep/anz/msf

Comentarios