• Londres y UE se acusan de falta de pacto en su relación post-Brexit
Publicada: lunes, 31 de agosto de 2020 22:31
Actualizada: lunes, 31 de agosto de 2020 23:18

El Reino Unido y la UE se acusan mutuamente por la falta de progresos en las negociaciones para llegar a un acuerdo sobre su relación post-Brexit.

Las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido sobre su futura relación post-Brexit están estancadas. Ambas partes se culpan mutuamente de obstaculizar el avance de los diálogos.

Las negociaciones están atascadas por las condiciones de las competencias (normas sociales, medioambientales, fiscales y ayudas estatales). Además, persisten las discrepancias sobre el tema de la pesca, esencial para muchos países europeos, sobre todo Francia, mientras el Reino Unido quiere recuperar el control sobre sus zonas de captura.

Bruselas exige que el Reino Unido adopte las normas de la UE, que impiden que el Gobierno subsidie a las empresas nacionales en detrimento del sector privado europeo. También está reclamando que el Reino Unido alinee sus regulaciones en otros aspectos, como los estándares laborales y ambientales, a cambio de que el bloque continúe comerciando con el Reino Unido sin aranceles.

Sin embargo, el Reino Unido ha amenazado con alejarse de las conversaciones si Bruselas no abandona su demanda de alinearse con las normas de ayuda estatal de la UE, pues, para el Gobierno de Boris Johnson, el Brexit significa un cambio.

La próxima ronda de conversaciones sobre el Brexit comenzará el 7 de septiembre. El tiempo apremia desde el divorcio, el 31 de enero, entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Ambas partes deben concluir un acuerdo, a más tardar, en octubre, para tener tiempo para que lo ratifiquen los respectivos parlamentos antes de que termine el período de transición, y que entre en vigor el 1 de enero de 2021. El tiempo nos dirá si es más difícil alcanzar un acuerdo post-Brexit que el acuerdo del Brexit.

fdd/hnb