• La premier británica Theresa May, y el presidente francés, Emmanuel Macron inspeccionan tropas de OTAN en Estonia, 29 de septiembre de 2017.
Publicada: viernes, 29 de septiembre de 2017 10:46

La premier británica, Theresa May, dice que su país está y seguirá comprometida con la seguridad de Europa, incluso si se divorcia del bloque comunitario.

“El Reino Unido está comprometido incondicionalmente a mantener la seguridad de Europa y seguiremos ofreciendo ayuda y asistencia a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) que son víctimas de agresiones armadas, terrorismo y desastres naturales o provocados por el hombre…”, ha asegurado este viernes la primera ministra británica.

Durante una visita conjunta con el presidente francés, Emmanuel Macron, a un batallón multinacional de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Estonia, May ha precisado que las amenazas de la agresión rusa, la migración ilegal y los ciberataques han hecho que la seguridad en la UE sea cada vez más vital.

La jefa del Gobierno británico ha pedido una respuesta “clara e inequívoca” a Rusia ante el peligro que supone para la seguridad de “Estonia, Letonia, Lituania y Polonia”. “Al reforzar la disuasión y la defensa de la OTAN, se muestra que estamos preparados para responder a cualquier amenaza”, ha precisado.

Ha reafirmado, además, que Londres no olvidará su compromiso con la protección del bloque europeo incluso tras su salida del mismo en el marco de las conversaciones sobre el Brexit.

“Cuando dejemos la Unión Europea, como he dicho muchas veces, en realidad no nos vamos de Europa, porque el Reino Unido está comprometido incondicionalmente con la seguridad de Europa”, ha precisado May, que se encuentra en Estonia para asistir a una cumbre de los líderes de la UE.

El Reino Unido está comprometido incondicionalmente a mantener la seguridad de Europa y seguiremos ofreciendo ayuda y asistencia a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) que son víctimas de agresiones armadas, terrorismo y desastres naturales o provocados por el hombre…”, ha dicho la primera ministra británica Theresa May.

 

La supuesta intervención rusa en el este de Ucrania y la reunificación de Crimea a la Federación Rusa han aumentado de manera significativa las tensiones entre Moscú y los países occidentales, en especial, Estados Unidos, que acusan a Moscú de seguir una política expansionista.

Rusia, a su vez, critica a los Estados miembros de la OTAN por usar una infundada amenaza de invasión rusa a los países del Este de Europa para justificar su expansión militar hacia sus fronteras, pero advierte que tales alegaciones podrían escalar las tensiones y desencadenar un conflicto armado.

ftm/ncl/hnb