• Edificios destruidos tras la explosión en Beirut, capital libanesa, 4 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 6 de agosto de 2020 18:39

El canciller libanés concede cuatro días a comité de investigación para encontrar a los responsables de la explosión masiva que arrasó la capital de El Líbano.

Esta mañana, se tomó la decisión de crear un comité de investigación, que en cuatro días como máximo debe proporcionar un informe detallado sobre la responsabilidad: ¿cómo, quién, qué, dónde? Habrá decisiones judiciales”, ha anunciado este jueves el ministro de Asuntos Exteriores de El Líbano, Charbel Wehbe, en declaraciones a la estación de radio francés Europe 1.

El canciller libanés, en este sentido, ha enfatizado que se toma esta investigación en “serio”, para luego añadir que los responsables de este horrible crimen de negligencia “serán castigados por un comité de jueces”.

Asimismo, el jefe de la Diplomacia libanesa ha señalado que, según informes preliminares, esta explosión fue un “accidente”, que se trata de una mala gestión de productos explosivos, enfatizando que “esta es una negligencia muy grave que continuó durante seis años”.

 

Según unas conclusiones preliminares, ofrecidas por las autoridades libanesas, el origen de la enorme explosión se debe a miles de toneladas de nitrato de amonio que fueron almacenadas en una bodega del puerto de la capital desde 2014.

Este comité de investigación incluye a los ministros de Justicia, Interior y Defensa y al jefe de las cuatro principales agencias de seguridad de El Líbano: Ejército, Seguridad General, Fuerzas de Seguridad Interna y Seguridad del Estado, encabezado por el primer ministro libanés, Hasan Diab.

Se le ha encomendado al comité la tarea de informar sus hallazgos al gabinete, y el gabinete, a su vez, remitirá esos hallazgos al Poder Judicial del país árabe.

La ministra de Personas Desplazadas de El Líbano, Ghada Shreim, mandó el miércoles el arresto domiciliario de todos los responsables de la protección y el almacenamiento de las 2750 toneladas de nitrato de amonio.

El barco fue incautado inicialmente en Beirut en 2013, cuando ingresó al puerto debido a problemas técnicos, según los abogados involucrados en el caso. Provenía de Georgia y tenía como destino Mozambique. Se cree que la reserva detonó después de un incendio cercano.

De momento, el número de fallecidos por la explosión masiva portuaria de Beirut se ha anunciado en 157 personas. Más de 5000 personas han resultado heridas y decenas más han quedado desaparecidas. El siniestro también ha causado el desplazamiento de al menos 300 000 libaneses. Se espera que el número de víctimas mortales aumente a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate para las personas que está bajo los escombros en áreas cercanas al puerto.

nsr/rha/fmk/rba