• ‘Israel atacó El Líbano para ocultar su debilidad ante Hezbolá’
Publicada: domingo, 1 de septiembre de 2019 22:13
Actualizada: lunes, 2 de septiembre de 2019 2:24

Israel bombardea El Líbano por ocultar su “debilidad” ante los avances del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), opina una analista.

“El régimen colonial de Israel realiza esos ataques para no verse débil ante esta avanzada, progresista y de vanguardia que inspira y que materializa la labor de décadas que realiza Hezbolá en El Líbano”, ha declarado este domingo Susana Khalil.

Las fuerzas israelíes bombardearon el jueves la localidad fronteriza de Marun al-Ras, en el sur de El Líbano, desde donde se vieron grandes columnas de humo, según anuncia la televisión libanesa Al-Manar.

Esto después de que más temprano en la misma jornada, Hezbolá informara haber destruido un blindado del régimen israelí con misiles antitanque, matando e hiriendo a los que estaban a bordo del vehículo, entre ellos el comandante de la división norte del ejército israelí

De acuerdo con la analista, Hezbolá es “un referente de la lucha, de la liberación y de la inspiración del mundo árabe”, y su resistencia ante Israel refleja su postura antimperialista y antisionista.

El régimen colonial de Israel realiza esos ataques para no verse débil ante esta avanzada, progresista y de vanguardia que inspira y que materializa la labor de décadas que está realizando Hezbolá en El Líbano”, dice la analista Susana Khalil a HispanTV.

En este contexto, Khalil ha dicho que Tel Aviv y sus aliados occidentales y regionales buscan calificar al movimiento libanés de “terrorista”, pero, ha dicho, “Hezbolá no tiene nada que ver con el terrorismo, todo lo contrario, Hezbolá es un grupo libanés árabe” que en los últimos diez años ha combatido el terrorismo con toda la fuerza.

En otra parte de sus declaraciones, la experta ha señalado que la única manera para poner fin a las atrocidades de Israel es boicotearlo, apoyando el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

A su juicio, la comunidad internacional es cómplice de los crímenes israelíes porque solo se limita a condenar los hechos violentos de este régimen sin adoptar medidas prácticas para frenarlo.

El golpe recibido por Israel se produce en un momento en que el ejército israelí había puesto en alerta máxima a sus tropas replegándolas a una distancia de 4 kilómetros de la frontera con El Líbano por temor a una represalia de Hezbolá.

LEER MÁS: Vídeo: Hezbolá avisa a Israel que no se sienta seguro

Las tensiones entre Beirut y el régimen de Tel Aviv se elevaron cuando el pasado 25 de agosto dos aviones no tripulados israelíes cayeron en la localidad Dahyeh, ubicada en los suburbios del sur de Beirut (capital libanesa). Una de ellas estalló frente al centro de prensa de Hezbolá y la otra fue capturada por las fuerzas de la Resistencia libanesa. Mientras esta agresión israelí recibió duras condenas del Gobierno libanés y de Hezbolá, varios drones del régimen israelí volvieron el pasado 26 de agosto a violar el espacio aéreo de El Líbano.

Fuente: HispanTV Noticias

fdd/rha/rba

Comentarios