• El jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq.
Publicada: martes, 25 de junio de 2019 1:32
Actualizada: martes, 25 de junio de 2019 2:29

Hezbolá califica la cumbre de Manama sobre el llamado “acuerdo del siglo” auspiciado por Estados Unidos de “traición histórica” a Palestina.

“El foro de Baréin es un complot y una traición histórica a Palestina y (la ciudad palestina de) Al-Quds (Jerusalén)”, ha dicho el jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq, en la cumbre del Movimiento de los Jóvenes de la Resistencia celebrada este lunes en la ciudad iraní de Qom (centro).

El destacado miembro de Hezbolá ha reiterado que los musulmanes nunca dejarán solos a sus hermanos palestinos, y ha asegurado que la resistencia frente a los enemigos estadounidenses e israelíes continuará hasta la victoria.

Del mismo modo, Qauq ha advertido de que los norteamericanos buscan, con su propuesta del controvertido “acuerdo del siglo”, engañar a los palestinos para entregar sus tierras al régimen israelí y que este pueda ocupar aún más zonas.

El foro de Baréin es un complot y una traición histórica a Palestina y (la ciudad palestina de) Al-Quds (Jerusalén)”, ha dicho el jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq, en la cumbre del Movimiento de los Jóvenes de la Resistencia celebrada este lunes en la ciudad iraní de Qom (centro).

 

Aún así, el dirigente libanés ha expresado su optimismo; a su juicio, con la perseverancia del pueblo palestino y los demás musulmanes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y sus aliados en la región no conseguirán sus objetivos y serán derrotados por los combatientes de la resistencia.

LEER MÁS: Autoridades palestinas rechazan el plan de paz de EEUU

Estados Unidos patrocinará los días 25 y 26 de junio un foro en Manama, capital de Baréin, sobre el llamado “acuerdo del siglo”.

Varias filtraciones han permitido saber que el plan niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la creación del régimen israelí, limita el acceso de los musulmanes palestinos a la Mezquita Al-Aqsa, otorga a Israel la mayor parte de la fértil área C de Cisjordania y ni siquiera contempla un Estado palestino separado y soberano.

hgn/mla/lvs/hnb

Comentarios