• El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, visita la localidad desmilitarizada de Panmunjom (situada en la frontera entre ambas Coreas), 1 de noviembre de 2015.
Publicada: domingo, 1 de noviembre de 2015 9:47
Actualizada: domingo, 1 de noviembre de 2015 10:55

EE.UU. ha anunciado que el aumento de sus maniobras militares entorno a las aguas del mar de China Meridional se debe a la petición de sus aliados en la zona.

"La atención a las disputas en el mar de China Meridional y la importancia de estas disputas están teniendo el efecto de que cada vez más países en la región busquen intensificar su cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos", ha recalcado este domingo el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter.

La atención a las disputas en el mar de China Meridional y la importancia de estas disputas están teniendo el efecto de que cada vez más países en la región busquen intensificar su cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos", indica el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter

El titular estadounidense ha emitido esas declaraciones antes de partir rumbo a Corea del Sur donde se entrevistará el lunes con su homólogo surcoreano. En el encuentro, ambas autoridades abordarán este tema y las tensiones entre las dos Coreas.

Tras concluir la visita, Carter viajará a Malasia para asistir a la cumbre de ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), a la que también acudirá el ministro chino de Defensa, Chang Wanquan.

"La tasa sin precedentes de actividad militar y de dragado por parte de China" será el tema más importante que abordarán los ministros de Defensa en la reunión mencionada, ha explicado Carter.

El plan del Pentágono para desplegar dos barcos de guerra y un destructor lanzamisiles USS Lassen, en los arrecifes de Subi y Mischief, que forman parte de las disputadas islas Spratly (llamadas Nansha por China), cuya soberanía reclama tanto el gigante asiático (90 por ciento) como Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunéi, ha provocado el rechazo de Pekín.

Una imagen de satélite tomada el 16 de marzo muestra las actividades en una isla artificial emergente en Mischief Reef, que es un gran arrecife en las islas Spratly en el mar de China Meridional.

 

A pesar de la negativa china, Carter amenazó el martes a Pekín con nuevas incursiones navales en las aguas en disputa. Poco después China anunciaba que, aunque no era su voluntad, no tenía miedo a librar una guerra contra Estados Unidos en esa zona para proteger tanto sus intereses como la dignidad nacional.

En ese sentido, el comandante de la Armada del Ejército China, el almirante Wu Shengli, advirtió el jueves a la Casa Blanca de que un pequeño incidente en el mar de China Meridional, podría desencadenar una guerra.

bhr/ctl/msf

Comentarios