• John Kirby, portavoz del Departamento de Estado estadounidense.
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2015 3:02
Actualizada: miércoles, 28 de octubre de 2015 3:38

Estados Unidos considera que, de confirmarse las denuncias sobre presiones políticas contra un exfiscal del caso del opositor venezolano Leopoldo López, la independencia judicial en Venezuela quedaría en entredicho.

"Si son ciertas, estas declaraciones subrayan la falta de independencia judicial y de adherencia al debido proceso legal en Venezuela", advirtió el martes el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, en alusión a las declaraciones del exfiscal venezolano Franklin Nieves.

"Si son ciertas, estas declaraciones subrayan la falta de independencia judicial y de adherencia al debido proceso legal en Venezuela", advirtió el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, en alusión a las declaraciones del exfiscal venezolano Franklin Nieves.

El sábado, Nieves difundió una grabación en la que aseguraba que había abandonado Venezuela debido a la "presión" a la que le sometieron para acusar con "pruebas falsas" al dirigente opositor de la ultraderecha venezolana, actualmente en prisión con una condena de casi 14 años de cárcel por su participación en los disturbios de principios de 2014.

El lunes, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, negó las acusaciones de Nieves e informó de que fue destituido de su cargo. "Si estaba presionado indudablemente que era por otros factores extranjeros, factores de poder extranjeros y nacionales que lo presionaron y lo llevaron a tomar esa decisión y lo llevaron a atentar y a desconocer el ordenamiento jurídico venezolano", enfatizó Ortega.

El líder opositor Leopoldo López detenido por la Guardia Nacional Bolivariana.

 

Kirby también "llamó al Gobierno venezolano a respetar los derechos de todos los prisioneros políticos y garantizar un juicio público justo y transparente, de acuerdo con la declaración americana de los derechos y deberes del hombre, la Carta Democrática Interamericana (…) y la Constitución venezolana", señaló el portavoz norteamericano.

Estados Unidos, pese a esta defensa de lo que llama democracia y derechos, fue denunciado el miércoles ante la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH) por violaciones de los derechos humanos en la prisión militar estadounidense en la bahía de Guantánamo, sureste de Cuba.

Además, Estados Unidos mantiene en la cárcel a  Óscar López Rivera, de 71 años de edad, desde 1981. Conocido como “el Mandela latinoamericano” por su actividad en la lucha por la independencia de Puerto Rico, está acusado de “conspiración” y pertenencia a las extintas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

De hecho, en enero, Washington rechazó la oferta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de canjear al opositor derechista Leopoldo López por el líder independentista portorriqueño Óscar López Rivera

Kirby también reiteró el pedido de Washington a Caracas para que libere a López.

López fue condenado en pasado septiembre a 13 años y nueve meses de prisión tras haber sido hallado culpable de incitar a la violencia e infligir daños a la propiedad en las marchas de febrero de 2014, en las que murieron 43 personas.

Las autoridades venezolanas aseguran que la sentencia tiene como objeto hacer justicia a los muertos durante los incidentes que tuvieron lugar el año pasado.

ncl/nii/

Comentarios