• Captura de vídeo de las declaraciones de Jacob Blake, un afroestadounidense, baleado por un policía blanco, 06 de septiembre de 2020.
Publicada: lunes, 7 de septiembre de 2020 1:52

Jacob Blake, un afroamericano a quien un policía blanco le disparo siete veces por la espalda en Kenosha, EE.UU., habló en un vídeo de la importancia de la vida.

El joven, vestido con una bata desde la cama del hospital en el que permanece después del hecho ocurrido el pasado 23 de agosto y que ha encendido las protestas en la localidad de Kenosha (Wisconsin, EE.UU.), ha asegurado que “hay mucha más vida para vivir aquí”.

Tu vida, y no solo tu vida, tus piernas, algo que necesitas para moverte y seguir adelante en la vida, te lo pueden quitar así, advierte el joven, que sufre parálisis en la mitad inferior de su cuerpo haciendo un chasquido de dedos, para indicar la rapidez con que se puede perder la vida.

En la grabación, de menos de un minuto de duración, difundida en la noche del sábado en Twitter por el abogado de la familia de Blake, Ben Crump,y recogida este domingo por medios locales, Blake llama a que “cambien sus vidas allá afuera. Podemos permanecer juntos, hacer algo de dinero, hacer todo más fácil para nuestra gente aquí, hombre, porque hay mucho tiempo que ha sido desperdiciado”, añade.

“Veinticuatro horas, las 24 horas es dolor, nada más que dolor. Duele respirar, duele dormir, duele moverse de lado a lado, duele comer” cuenta Blake, una víctima de la violencia y el racismo de la Policía estadounidense, pero que no es la última. 

Un policía disparó por la espalda a Blake, de 29 años, cuando abría la puerta de un vehículo SUV, donde estaban sus tres hijos menores de edad, en una escena que fue captada por las cámaras de los teléfonos móviles de testigos.

 

Vídeos muestran a Blake alejándose de los policías que estaban apuntando las armas contra él, y cuando se acerca al SUV y abre la puerta del conductor un agente lo agarra por su camisa y le dispara siete veces en la espalda.

Los uniformados que estaban en el lugar fueron dados de baja administrativa mientras se tiene el resultado de una investigación del Departamento de Justicia de Wisconsin. Ninguno de ellos ha sido acusado.

Tres meses después de la muerte de George Floyd, el caso de Blake ha desencadenado una nueva ola de manifestaciones en varias ciudades estadounidenses, convirtiendo a Kenosha, en el nuevo foco de las protestas contra la brutalidad policial y el racismo en el país norteamericano. En una de las marchas de Kenosha, un individuo se presentó armado el 25 de agosto y mató a dos civiles, además de dejar herido a un tercero.

Los críticos acusan a Trump, que se enfrentará al exvicepresidente Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, de intentar exacerbar la violencia con su retórica incendiaria.

ncl/rha/hnb