• El presidente de EE.UU., Donald Trump, apunta a su muro fronterizo en una ceremonia en el estado de Arizona, 23 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 24 de junio de 2020 6:38
Actualizada: jueves, 25 de junio de 2020 18:15

Mientras el estado de Arizona rompe récord de casos de COVID-19, Trump asevera que su muro fronterizo en este estado ha detenido el brote del virus.

El muro fronterizo “detuvo la COVID-19, detuvo todo”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita del martes a la frontera entre EE.UU. y México en Arizona, alegando que la misma “nunca ha sido más segura”.

Esta visita de Trump se realizó en el marco de su celebración por construir más de 300 kilómetros de muro limítrofe, lo que se considera como un intento del inquilino de la Casa Blanca para mostrar a sus votantes que ha logrado cumplir una de sus promesas importantes durante su campaña electoral del año 2016.

“Mi Gobierno ha hecho más que cualquier otro en la historia para asegurar nuestra frontera sur”, dijo el mandatario norteamericano al respecto.

Esta visita de Trump se trata de su tercer viaje al estado de Arizona en este año, donde hasta el martes se registró unos 3591 nuevos casos de coronavirus y las hospitalizaciones diarias superaron las 2 mil.

Los funcionarios de salud en Washington D.C. (la capital) al respecto, antes del viaje de Trump, advirtieron acerca de la amenaza que representa el virus mortal en el estado de Arizona, sin embargo, tales advertencias no detuvieron la decisión del mandatario republicano, quien, a pesar de las críticas, también había realizado el sábado su mitin electoral en Tulsa (estado de Oklahoma).

 

Sin embargo, imágenes divulgadas de los asientos vacíos en ese mitin mostraron que no fue tan “épica” como se había anunciado, razón por la cual ha sido objeto de las burlas de legisladores demócratas, celebridades y otros.

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos se acercan mientras el actual presidente estadounidense es criticado por su estrategia ante la pandemia de la COVID-19, y su inhumana e ilegal respuesta a las recientes protestas antirracistas por el asesinato del afrodescendiente George Floyd a manos de la Policía de Mineápolis.

Ante tal coyuntura y tras el viaje de Trump a Arizona, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden dijo en un comunicado que “una vez más, en lugar de hacer el trabajo difícil y necesario para resolver la crisis de salud pública y económica que enfrenta Estados Unidos, Donald Trump sigue centrado en su costoso, ineficaz y derrochador 'muro' en la frontera sur”.

nlr/ktg/ask/msf