• Presidente de EE.UU., Donald Trump.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2020 22:23

El presidente de EE.UU. alienta a los gobernadores “débiles” a usar la fuerza contra protestas desatadas por la violencia policial y el racismo en su país.

Si no retoman el control de las calles y usan la fuerza para enfrentar a los manifestantes, pareceréis como una banda de idiotas. Tienen que dominar (las calles), si no domináis, estáis perdiendo el tiempo”, ha declarado Donald Trump en una videoconferencia con los gobernadores de los estados del país.

Asimismo, ha pedido a los gobernadores que arresten a los manifestantes y les pongan en la “cárcel durante diez años” para evitar que marchas similares ocurran en el país.

El mandatario ha exigido también “ley y orden” y ha invitado a los gobernadores a solicitar la intervención de la Guardia Nacional para hacer frente a las protestas por el asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis, en el norteño estado de Minesota.

 

Trump ya ha acusado a la “izquierda radical” de estar involucrada en los disturbios que han copado la mayoría de las ciudades del país. “El mundo entero se ríe mirando cómo arde una comisaría de Mineápolis”, ha asegurado.

Trump, en vez de condenar la violencia policial contra las personas de raza negra, ha pedido mano dura contra los manifestantes de Mineápolis, a los que ha tachado de “matones”, también los ha amenazado con dar la orden de disparar.

La violencia policial en EE.UU. ha suscitado críticas de diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos, que aseguran que la comunidad afroamericana es objeto de una grave e incesante ola de abusos, en la que agentes del Gobierno estadounidense están involucrados. Según un estudio de las universidades de Michigan, Rutgers y Washington, 2,5 veces más de posibilidades de morir a manos de la Policía que los blancos. 

mkh/ncl/mjs