• Fuerzas estadounidenses desplegadas cerca de la frontera mexicana, 31 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 26 de febrero de 2020 0:30
Actualizada: miércoles, 26 de febrero de 2020 3:08

Los agentes fronterizos de EE.UU. no deberían tener inmunidad en tiroteos transfronterizos fatales, según los abogados de la ACLU.

“Los agentes fronterizos no deberían tener inmunidad para disparar fatalmente a adolescentes mexicanos al otro lado de la cerca fronteriza (…) La Constitución no se detiene en la frontera”, ha dicho este martes en un comunicado el abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), Lee Gelernt, refiriéndose a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

El comunicado se emitió unas horas después de que la Corte Suprema de Estados Unidos, en un fallo de cinco votos contra cuatro, sentenciara que la Constitución de ese país no permite que la familia de un adolescente mexicano muerto en un tiroteo transfronterizo en 2010 demande al agente de CBP involucrado en el incidente.

Gelernt también ha añadido que la gravedad de este fallo no podría quedar más clara teniendo en cuenta la retórica militarizada y las políticas del Gobierno de Donald Trump contra los migrantes en la frontera.

 

Un agente de la patrulla fronteriza que se encontraba en el lado estadounidense de la frontera sur disparó su arma en junio de 2010 contra un grupo de mexicanos que le arrojó piedras cuando aprehendía a uno de los niños del grupo.

Una de las balas golpeó y mató al adolescente mexicano Sergio Adrián Hernández, de 15 años, que estaba en el lado mexicano de la frontera. El incidente tuvo lugar en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez en México.

La frontera entre México y Estados Unidos es uno de los pasos más inseguros y donde más muertes de inmigrantes se registran, según el Proyecto Migrantes Desaparecidos, que depende de la Organización Mundial para las Migraciones, y que lista algunos de los corredores migratorios más fatales del mundo.

A pesar de las críticas de gran número de países, el Gobierno estadounidense ha adoptado medidas extremas para evitar la entrada a EE.UU. de los migrantes centroamericanos, entre ellas, el despliegue de miles de soldados en la frontera sureña.

alg/nii/

Comentarios