• El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, durante la cumbre del G20 en Osaka, Japón, 28 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 20 de julio de 2019 14:46
Actualizada: domingo, 21 de julio de 2019 0:33

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, insistió el viernes en presionar a Venezuela hasta que su presidente, Nicolás Maduro, sea derrocado.

“Estados Unidos no descansará hasta que el despótico Maduro se haya ido y los actores corruptos hayan cesado los abusos contra los venezolanos”, escribió Bolton en su cuenta en la red social Twitter.

De igual modo, acusó a cuatro funcionarios venezolanos, sancionados el mismo viernes por el Departamento estadounidense del Tesoro, de torturar y reprimir al pueblo venezolano.

Al respecto, el secretario del Departamento de Estado de EE.UU., Mike Pence, quien anunció los embargos contra los referidos funcionarios venezolanos, destacó que las sanciones aplicadas por Washington apuntaban a numerarios “responsables de reprimir y torturar a ciudadanos inocentes”.

Estados Unidos no descansará hasta que el despótico Maduro se haya ido y los actores corruptos hayan cesado los abusos contra los venezolanos”, escribió asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, en su cuenta en la red social Twitter.

 

Los funcionarios venezolanos sancionados son: Rafael Ramón Blanco Marrero, subdirector de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim); Rafael Antonio Franco Quintero, jefe de investigaciones de la DGCIM; Alexander Enrique Granko Arteaga, jefe de la unidad de Asuntos Especiales; y Hannover Esteban Guerrero Mijares, director del mismo cuerpo.

Con este nuevo proceder, la Administración estadounidense vuelve a arremeter contra las autoridades venezolanas en medio de la crisis que aqueja al país sudamericano, surgida en el mes de enero tras la autoproclamación como “presidente encargado” del jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —de mayoría opositora y declarada en desacato en 2016—, Juan Guaidó.

Washington encabeza desde enero una fuerte campaña en contra del Gobierno legítimo de Caracas, que incluye un reconocimiento al líder opositor Juan Guaidó como el “presidente encargado” del país latinoamericano, unas sanciones económicas sin precedentes y unas amenazas de una invasión, entre otras medidas.

Caracas ha denunciado una y otra vez la injerencia de Washington y sus esfuerzos por derrocar al presidente Maduro, así como la guerra económica que afecta a la nación caribeña.

LEER MÁS: Sanciones de EEUU a Venezuela están costando vidas

fmd/anz/nlr/mjs

Comentarios