• El Secretario del Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, 22 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 1 de mayo de 2019 12:02
Actualizada: miércoles, 1 de mayo de 2019 13:21

Estados Unidos manifiesta su disposición a lanzar una agresión militar contra Venezuela, después de fracasar la última intentona golpista en el país caribeño.

“La acción militar es posible. Si eso es lo que se requiere, eso es lo que hará Estados Unidos”, ha dicho este miércoles el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en una entrevista con la cadena Fox Business Network, en la que ha afirmado no obstante que Washington preferiría una transición pacífica en Venezuela.

Pompeo ha repetido además una declaración que hizo a la cadena Fox News ayer martes en la que exigió al presidente de la República Bolivariana, Nicolás Maduro, que deje el poder, objetivo de una dura campaña de presiones de Washington contra el país sudamericano.

“El presidente ha sido coherente e inequívoco al decir que la opción de usar la fuerza militar está disponible si es lo que se requiere en última instancia”, ha dicho el alto funcionario.

La acción militar (en Venezuela) es posible. Si eso es lo que se requiere, eso es lo que hará Estados Unidos”, dice el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

 

El secretario de Estado citó asimismo a Trump, del que dijo que “ha dejado muy muy claro” que Washington va a “asegurar que se restaure la democracia venezolana”.

Un reducido grupo de militares venezolanos se sublevó el martes contra Maduro y a favor del autoproclamado “presidente encargado” Juan Guaidó, y ayudó a escapar de su arresto domiciliario al conocido dirigente opositor Leopoldo López. Poco más tarde, Guaidó y López llamaron a los venezolanos a “salir juntos a la calle”.

El inquilino de Miraflores acusó a EE.UU., así como a Colombia, de respaldar el alzamiento, al tiempo que acusó a la cabeza política del primer país de no dejar pasar “un día” sin “meterse” con Venezuela.

Caracas ha denunciado en un sinfín de ocasiones las provocaciones orquestadas por Washington y Bogotá para suscitar desorden social y una sublevación militar en Venezuela a fin de forzar la salida de Maduro del poder. Cabe recordar que los dos aliados no tardaron en reconocer el autonombramiento de Guaidó.

En el caso concreto de EE.UU., el Gobierno de Caracas ha sido blanco de una dura campaña de presión por parte de la Administración del presidente Donald Trump, que incluye restricciones económicas, así como amenazas con una agresión militar.

tqi/mla/fmd/mkh

Comentarios