• Captura de pantalla del programa censurado por Netflix, en que se critica al príncipe heredero saudí.
Publicada: miércoles, 2 de enero de 2019 1:45

La empresa Netflix ha eliminado un episodio de un programa satírico por criticar al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman.

El gigante del ‘streaming’ ha eliminado este martes el segundo capítulo del programa “Patriot Act with Hasan Minhaj” en Arabia Saudí, después de que las autoridades saudíes presentaran una queja formal contra la empresa, argumentando que las críticas al de facto gobernador saudí violaban una ley contra el delito cibernético del reino árabe.

En el episodio en cuestión, el comediante y presentador del programa, Hasan Minhaj, ciudadano estadounidense musulmán, critica a Bin Salman por su papel en el asesinato del periodista crítico saudí Jamal Khashoggi y la brutal agresión saudí contra Yemen.

“Solo hace unos meses consideraban que MBS [acrónimo de Muhamad bin Salman] era el reformista que necesitaba el mundo árabe, pero las revelaciones sobre el asesinato de Khashoggi han destruido esa imagen. Se necesitó el asesinato de un reportero del [diario] The Washington Post para que todos se dieran cuenta de que no es un reformista”, decía Minhaj en el episodio en cuestión.

La decisión de Netflix de censurar el episodio afecta solamente a Arabia Saudí y en otras partes del mundo aún se puede ver en línea este capítulo. Pese a todo, esta empresa estadounidense ha sufrido muchas críticas por censurar material artístico y limitar la libertad de expresión en el internet.

Solo hace unos meses consideraban que MBS [acrónimo de Muhamad bin Salman] era el reformista que necesitaba el mundo árabe, pero las revelaciones sobre el asesinato de Khashoggi han destruido esa imagen. Se necesitó el asesinato de un reportero del [diario] The Washington Post para que todos se dieran cuenta de que no es un reformista”, dice el comediante y presentador del programa, Hasan Minhaj, en el episodio eliminado por Netflix por criticar al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman.

 

Karen Attiah, editora de Khashoggi en The Washington Post, ha criticado esta medida, calificándola de indignante. Otros periodistas han asegurado que la medida de Netflix supone una fuerte recaída en cuanto a la libre circulación de información y podría incentivar a otros países y Gobiernos a hacer lo mismo.

Jamal Khashoggi, periodista del diario estadounidense The Washington Post y crítico con el príncipe heredero saudí, fue asesinado el pasado 2 de octubre por agentes saudíes en el consulado de su país en Estambul.

El caso Khashoggi está siendo investigado tanto por la Justicia de Arabia Saudí como por la de Turquía. Las autoridades turcas y la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) plantean la posibilidad de que su muerte fuera ordenada por el propio príncipe heredero saudí.

La comunidad internacional desconfía de las investigaciones de Arabia Saudí y ha solicitado una investigación independiente, pedido al que ahora se ha sumado la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

hgn/hnb/nii/

Comentarios