• El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un acto en Washington, DC., 18 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 31 de diciembre de 2018 18:38
Actualizada: martes, 1 de enero de 2019 10:48

El presidente de EE.UU. vuelve a defender su decisión de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, si bien asegura que el proceso será “lento”.

“El EIIL (Daesh, en árabe) está en su mayoría acabado; estamos enviando lentamente nuestras tropas a casa para que estén con sus familias, al tiempo que seguimos combatiendo lo que queda”, ha anunciado Donald Trump este lunes por medio de un mensaje de Twitter.

Ayer domingo, el senador republicano, Lindsey Graham, informó, tras una reunión con Trump, que el plan del presidente para el retiro de las 2000 fuerzas estadounidenses desplegadas en el territorio sirio se estaba retrasando “de una manera inteligente”.

Trump ya había dado a conocer su decisión el 19 de diciembre, afirmando que la misión de EE.UU. en Siria, la que definió como la lucha antiterrorista, ya había cumplido su cometido.

El EIIL (Daesh, en árabe) está en su mayoría acabado; estamos enviando paulatinamente nuestras tropas a casa para que estén con sus familias, al tiempo que seguimos combatiendo lo que queda”, anuncia el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

En la misma línea, el inquilino de la Casa Blanca ha defendido este mismo lunes —en el mismo tuit— su llamada estrategia para acabar con Daesh en Siria.

“Si alguien, excepto Donald Trump, hiciera lo que yo hice en Siria, que era un desastre (bajo el control del) EIIL cuando llegué a ser presidente, sería un héroe nacional”, ha indicado.

Anteriormente, Rusia y Siria habían expresado su duda respecto al anuncio de Trump. En concreto, el presidente ruso, Vladimir Putin, puso en duda la verdad de la retirada de EE.UU. de Siria, recordando que el Ejército del país norteamericano lleva en Afganistán 17 años y casi todos los años dice que está retirando a sus tropas, pero siguen allí.

La medida del mandatario estadounidense ha desatado críticas tanto por parte de sus aliados —miembros de la llamada ‘coalición anti-EIIL’ que encabeza Washington— como por parte de varias figuras estadounidenses que acusan a Trump de cometer un error colosal, pues el fin de la presencia militar norteamericana en Siria, conforme indican, “entregaría Siria a Irán y Rusia”.

tqi/ktg/fmd/rba

Comentarios