• Sanciones unilaterales de EEUU son un acto de guerra contra Irán
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 5:28
Actualizada: martes, 6 de noviembre de 2018 14:09

El Gobierno de EE.UU. a través del Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado, desataron la segunda y más severa ronda de sanciones contra Irán.

La imposición de sanciones, obedece al retiro unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 el año 2015 durante la administración Barack Obama. En las afueras del Departamento del Tesoro, activistas protestaron contra lo que consideran una guerra.

Las sanciones unilaterales alcanzan a los sectores energético, bancario y la industria naviera; las mismas son criticadas por los países europeos que se mantienen en el acuerdo nuclear.

La medida no afectará, de momento, a ocho países, entre ellos China y La India, quienes que podrán seguir comprando petróleo iraní.

“Con el petróleo queremos ir suavemente, no quiero subir los precio del petróleo. Esto no tiene nada que ver con Irán”, dijo Donald Trump. Según el activismo, las consecuencias de la medida, ya las está pagando el pueblo iraní.

Las elecciones tienen consecuencias, dicen activistas, refiriéndose a la victoria de Trump en 2016 e instan a los estadounidenses a votar masivamente.

Con las sanciones, que la administración Trump etiqueta como las más severas jamás impuestas sobre Irán, EE.UU. intenta cambiar el comportamiento del país persa, al que acusa de no cumplir el acuerdo nuclear y de promover actividades malignas en la región, algo que Irán niega vehementemente.

Alfredo Miranda, Washington

akm/mkh

Comentarios